¿Conoce La Manzana de la Rivera? Descúbrela aquí

La Manzana de la Rivera es un centro cultural, que se encuentra en la calle Juan de Ayolas 129, Asunción. Se conoce como manzana, debido a que la misma se encuentra justamente en una manzana de casas, y sobresale dentro de ellas como la más antigua de Asunción. Se preservan en ella sus patios, porches y galerías y la memoria arquitectónica de esta capital; constituye un museo, biblioteca y archivos desde hace 25 años. Lo sabías!! sigue leyendo…

La Manzana de la Rivera

Historia

La Manzana de la Rivera, surge luego del cambio de gobierno ocurrido en 1989, en el momento de la preocupación por rescatar diversos sitios de la ciudad. En este contexto, fue así que un grupo de estudiantes de arquitectura inician la campaña Salvemos la Manzana frente al Palacio de Gobierno, a pocos metros del río Paraguay, debido al deterioro de las edificaciones que la conformaban, y en oposición a un proyecto que pretendía demolerlas, para construir una plaza.

La edificación, es de la época de la colonia, motivo por el cual tiene este estilo típico de dicha época; aun conserva las vigas de madera originales, que eran talladas a mano, sus paredes de adobe, y el trazado irregular anterior a la cuadrícula de la ciudad que diseñó el dictador paraguayo Gaspar Rodríguez de Francia (1766-1840).

Su nombre tiene su origen en una vieja calle cercana llamada “Calle de la Ribera”, el viejo Cuartel General de la Rivera, y el Puerto de la Rivera (el actual ex Puerto y Aduanas), y está conformada por 9  edificaciones totalmente remodeladas y abiertas al público, con su espíritu original, su apertura se hizo de forma progresiva a partir de 1991.

En la gestión del intendente José Luis Alder, el municipio de Asunción compró las estructuras y los terrenos del predio de la Manzana. Los trabajos de reestructuración comenzó en 1991, año en que se refundan las estructuras a fin de acondicionarla para el Centro Cultural de la Ciudad, conocida como La Manzana de la Rivera. Su primer director fue el arquitecto Colombiano.

La Manzana de Rivera casi desaparece a consecuencia de la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-1989), ya que al terminar la dictadura, varios arquitectos contemplaron derribar las casas y levantar un jardín al estilo del Palacio francés de Versalles, que adornara el acceso al Palacio de Gobierno.

Fue entonces cuando Carlos Colombino (1937-2013), mostró su interés y preocupación por la eventual pérdida patrimonial de la ciudad, que este plan traería, el arquitecto y artista, gestor cultural y escritor, se propuso rescatar La Manzana de la Rivera. Para ello buscó apoyo de todos os sectores de forma constante, a fin de evitar el derribo de las casas de La Manzana de la Rivera.

La Manzana de la Rivera

Su empeño obtuvo éxito, y a la caída de la dictadura en 1989, luego de un año, con motivo del viaje del escritor paraguayo Augusto Roa Bastos a España para recoger el Premio Cervantes, le solicitó que manifestara a la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (Aecid), su interesa por recuperar la Manzana. Obtuvo el éxito esperado, e iniciaron la restauración de la primera casa, la Viola.

Casas que conforman La Manzana de la Rivera

En La Manzana de la Rivera, esta activado hoy como un centro museístico que protege la memoria de Asunción, salvaguarda planos, tarjetas postales, lienzos y/ pinturas, esculturas, fotos y escritos que evidencian la evolución de la capital desde que fue fundada en 1537 por el conquistador español Juan de Salazar.

En Centro cultural o La Manzana de la Ribera, está compuesta por un centro de 9 espacios que resumen la arquitectura del siglo XVIII en adelante, fue aperturando sus espacios al público conforme se culmina la remodelación de dichos los espacios o casas. Estos trabajos de acondicionamiento comenzaron en 1991.

La Manzana de la Rivera

En 1993 culmina la restauración de la segunda fase del Centro La Manzana de la Ribera, con la inauguración de las casas que llevan nombres propios de la Manzana y sus representantes. Tales edificaciones cuentan con formas en su estructura de estilos diversos, van desde la era previa hasta los inicios del siglo XX. Seguidamente se describe cada una de ellas y su contenido:

Casa Viola: es la casa más antigua de todas, se estima que data aproximadamente de 1.750-1758, y muestra el lugar de las edificaciones de la ciudad previas a la realización de las cuadras. Es una construcción fiel a la colonia, el sitio donde se encuentra, responde a la disposición de los callejones previos a que Gaspar Rodríguez de Francia redimensiona la ciudad. La casa tiene techo de tejas a dos aguas. Delante, una galería; posterior a ella, la herrería, construida sobre vigas y columnas de madera.

Anteriormente, la vivienda contaba con tres amplios espacios, hoy sólo existe una frente al Palacio de Gobierno. En la parte  de atrás  de la casa se ubica una galería corredor, como muestra de la culata yovai, tipología de las antiguas casas paraguayas. La estructura del techo es de palma y tacuarilla; las tejas están montadas con una argamasa de barro, aglutinada con sangre vacuna. (Ver artículo: Casa de la Independencia).

la manzana de la rivera

Actualmente en esta casa funciona el Museo Memoria de Ciudad, que atesora textos, mapas, objetos, pinturas, gráficas; así como diferentes elementos que cuentan la historia de Asunción, desde su fundación hasta nuestros días. El punto de encuentro común entre estos espacios es el Patio Leonor, que correspondía históricamente a un área colindante entre las casas Serra 1 y 2 y la Castellví. Hoy sirve como escenario de espectáculos al aire libre.

Casa Clari: está contigua a la casa Viola, la casa Clari es una edificación sencilla con un corredor dentro de los espacios corridos. Construida por el arquitecto Clari a principios del siglo XX, con un estilo Art Nouveau tardío. En la casa se brinda el servicio del Café Bar Casa Clari, el espacio Miguel Acevedo, donde se realizan muestras de arte y el Departamento de Huéspedes. Estas dos últimas, son construcciones posteriores ejecutadas en el predio de la casa.

Casa Clari-Mestre: esta estructura converge con la Casa Clari, se ejecutó en 1912 con un aire del neoclásico. Cuando se iniciaron los trabajos de rehabilitación, contaba con un techo de zinc, es decir, sufrió una remodelación previa a esta. El techo interno era de cartón, con relieves y sin colores. Debido a su mal estado, se decide poner un techo de tejas.

la manzana de la ribera

Debido a los diferentes niveles que poseía, resultó factible la creación de un espacio auditorio, gracias a al desnivel producido por el viejo almacén, allí se organizan ciclos de cine y conferencias, recitales, espectáculos de teatro, danza y presentaciones de libros, entre otras actividades.

Casa Vertua: de las todas las construcciones de La Manzana de la Rivera, está realmente era probable de tener un segundo nivel. Se edificó en 1898 con un estilo neoclásico. Este espacio sirvió como una confitería con el mismo nombre. En 1993 se transforma la Biblioteca Municipal, atesorando más de veinte mil volúmenes de textos.

Cuenta además con hemeroteca, sitio para lectura rápida y actualizada; así como un servicio de biblioteca móvil que recorre distintos colegios y plazas de la ciudad. (Ver artículo: Museo de Arte Sacro).

Casa Emasa: en el momento de la restauración era la más destruida del complejo de La Manzana de la Rivera, ya que al haber sido instalada una imprenta en su interior, hubo que derribar parte de su interior. Primeramente se utilizó como sitio de gestión aduanera, por tanto solo restó un grupo de amplios espacios, que bordeaban una especie de corredor, sustituido este por una especie de impluvium con columnas de hormigón.

la manzana de la ribera

En ella funcionan actualmente la parte administrativa del Centro Cultural de la Ciudad, de la Agencia Española de Cooperación Internacional y de la Cámara Paraguaya de Libreros Asociados. Posee también el espacio denominado La Galería, para las muestras principalmente de piezas escultóricas e instalaciones.

Casa Castellví:  antiguamente, denominada Casa Serra. La Casa Castellví es una construcción que data de 1804, fabricada todavía con el sistema colonial. Posee las puertas, las ventanas, las rejas y uno de los pisos originales. Es una casa pre francista, ubicada a 15 mts de la calle, tiene un jardín exterior que se integró al área urbana, eliminando la muralla.

Fue edificada por el catalán José Castellví, para la época vicealcalde de la ciudad de Asunción. Hoy en día se desarrollan en ella, las salas de muestras Juan A Samudio y Domingo Martínez de Irala. También cuenta con un área de diversión para los pequeños. En el patio de la edificación, nombrado como el Patio Arecayá, en honor a la rebelión de los indios Arecayá, se realizan actividades al aire libre.

Casa Serra I Casa Serra II: cruzando un amplio patio, las casas gemelas Serra I y Serra II, ambas custodian el archivo visual y fotográfico de Paraguay, el departamento audiovisual y la videoteca municipal. Representan tipologías de viviendas del estilo neoclásico, con habitaciones ubicadas sobre la calle. Tienen dos zaguanes, por lo que se supone que en un primer momento eran dos casas gemelas que se unieron.

Hoy por hoy,  funcionan en ellas la Videoteca Municipal, que ofrece vídeos y documentales de temas educativos y culturales,  básicamente para estudiantes, el Banco de Imagen y Sonido, cuya finalidad es la producción y conservación de la imagen y el sonido, como exponentes de la diversa cultura del país. En el Patio Leonor, unificación de los patios internos de las casas Castellví y Serra I y II, se realizan diferentes espectáculos al aire libre.

Casa Ballario: la Manzana se cierra con la Casa Ballario, data del siglo XX, en estilo neoclásico y con dos grandes escaleras de mármol cruzadas, donde se encuentra el Museo del Arpa. Construida en 1901, fue la última de las casas restauradas. Con su habilitación en junio de 1996, quedó completada la obra de restauración y recuperación de La Manzana de la Rivera histórica. La casa es sede de las oficinas de la UNESCO en Paraguay.

Además, en 1993, aprovechando un patio baldío contiguo a las casas, luego de un concurso de ideas para arquitectos jóvenes, que ganó Javier Corvalán, se erigió la sala Federico García Lorca, un salón multiusos, abierto el 26 de junio de 1999. Todo este espacio, que desde 2014 lleva el nombre de su creador, Carlos Colombino, prevé mantenerse fiel a su espíritu y servir como hogar y lugar de reunión de artistas paraguayos y extranjeros de diferentes disciplinas.

La Manzana de la Rivera

Dentro de los servicios que La Manzana de la Rivera presta a la comunidad, figuran el Escenario Móvil, donado por el Sindicato de Actores de origen Sueco, asociados a la comunicación y aprendizaje. Desde su creación, el Centro se ha convertido en un lugar de obligada referencia para los amantes de la cultura.

Qué ver en La Manzana de la Rivera

Ese hermoso complejo llamado La Manzana de la Rivera, está en una esquina en pleno corazón de la ciudad, en toda la esquina frente a la casa de Gobierno, muy cerca de la Costanera. En la Manzana de la Rivera se puede apreciar, no solo la Casa Viola, como la más antigua de la ciudad, como se ha visto no es la única, pues hay 8 casas más, donde además de disfrutar y dar un recorrido, se puede comer o tomar algo con las mejores vistas y guarda innumerables atractivos y contenidos, tales como:

Reliquias

Por ejemplo, la Casa Viola cuenta con un repositorio histórico muy rico de la ciudad de Asunción. Dentro de sus múltiples fines se puede rescatar una puerta antigua perteneciente a la residencia del ex presidente Higinio Uriarte, la obra Mercado Guasú de Ignacio Nuñez Soler, también croquis y planos viejos de la ciudad, elaborados por Félix de Azara en 1.787.

la manzana de la ribera

También se pueden ubicar en el complejo una diversa e importante colección de mapas antiguos de la ciudad, además de distintos detalles en tejas, madera y hierro que correspondían a los hogares coloniales asuncenos, en la época en que estas eran habitadas por sus dueños originarios. (Ver artículo: Museo de Arte Colonial de  San Francisco).

Biblioteca

Es uno de los espacios más visitados de La Manzana de la Ribera, ya que es un espacio fantástico para la investigación y el estudio e intercambio de saberes y conocimiento diverso,no solo de la ciudad, con sus documentos antiguos de Asunción. Es un lugar tan singular que cuenta con su propia lista de motivos para ser visitada.

Contiene una amplia gama de textos de arte, de diferentes teorías y técnicas; dedicados a México, sobre su teoría del arte; artes visuales, entre otros, además es un sitio amplio, acogedor y tranquilo. Tiene acceso libre y gratuito, claro está, con los controles pertinentes.

Exposiciones

La Manzana de la Rivera cuenta con una cantidad de áreas para diversas disciplinas,  dirigidas a las exhibiciones, tanto personales como colectivas. En la Casa Castellví, por ejemplo, se puede encontrar uno de los espacios más bellos de toda la Manzana, ya que siempre hay nuevas exposiciones con pinturas, fotografías, instalaciones, grabados y esculturas de diversos artistas.

la manzana de la ribera

También se puede disfrutar del espacio Miguel de Acevedo, el auditorio Ruy Díaz de Guzmán y el hall del mismo nombre, todos estos sectores están dedicados a las muestras de menor tamaño.

La terraza

Es posible que esta ofrezca la mejor vista de toda La Manzana de la Rivera. Desde esta área aireada de la Casa Clari, además de la espectacular vista que posee, también se encuentra un bar que dispensa a los visitantes un fin de su recorrido y visita al centro, que permite relajarse y disfrutar de una magnífica jornada de recorrido artístico y cultural a La Manzana de Rivera.

Se puede disfrutar de la brisa y el suave viento proveniente de la bahía, observando un bello atardecer o la noche estrellada con la vista imponente que puede ofrecer La Manzana de Rivera; este es un punto alto en el recorrido del Centro de la Ciudad de Asunción, y además es un escenario ideal para una buena foto grupal o una selfie.

la manzana de la ribera

(Visited 205 times, 1 visits today)
Categorías Paraguay

Deja un comentario