Descubra todo sobre el Museo del Mar y la Plata

Por más de doce años el Museo del Mar y la Plata se convirtió en una de las mejores opciones a visitar en la República de Argentina debido a su más de 30 mil especímenes de caracoles como parte de su colección permanente. En el año 2012 cerró sus puertas de manera definitiva por problemas económicos. Conoce más en el siguiente artículo.

Museo del Mar y la Plata

Museo del Mar y la Plata

Hoy vamos a viajar hasta la República de Argentina para conocer uno de los espacios históricos más importantes del país y uno de los más visitado por las personas. Estamos haciendo referencia al Museo del Mar y la Plata, un recinto que funcionó por varios años en la reconocida y turística ciudad de Mar del Plata y de allí precisamente obtuvo su nombre. El museo se encontraba ubicado en la Avenida Colón 1114 y se mantuvo abierto entre los años 2000 y 2012.

El Museo del Mar y la Plata se trató de un recinto cultural e histórico que fue propiedad de los sucesores del señor Benjamín Sisterna, quien fue un destacado personaje de la cultura argentina, conocido principalmente por ser un coleccionista que por más de sesenta años se dedicó a estudiar y recolectar caracoles. Si bien es cierto que actualmente el museo ya no existe, representó uno de los lugares más admirados por los habitantes de la ciudad de Mar del Plata y hoy en día se mantiene en el recuerdo de las personas.

La historia del Museo del Mar y la Plata se considera como una de las más ricas en cuanto a museos argentinos se refiere. Fue un recinto que abrió sus puertas por primera vez el 22 de septiembre del año 2000 convirtiéndose en un espacio altamente frecuentado por los habitantes de mencionada ciudad. Para el momento de su inauguración el museo se caracterizó por su impresionante colección, compuesta principalmente por más de 30.000 especímenes de caracoles, una de las pasiones del dueño del museo.

El Museo del Mar y la Plata se consolidó en pocos años como una de las instituciones de más respeto y admiración en la República de Argentina y ese cariño se lo ganó especialmente por su tipo de colección debido a que fue uno de los primeros espacios en ser creados para dar difusión a la vida marítima, sobre todo a la vida y origen de especies como los caracoles.

Museo del Mar y la Plata

En un primer momento el Museo del Mar y la Plata surgió a partir de la idea de brindar una obra dedicada al avance del conocimiento del océano, dando la oportunidad a las personas de acceder a todo lo relacionado con la vida del mar y sus cualidades, teniendo la particularidad de recibir visitas de todo tipo de personas, no solo científicos y estudiosos.

Es importante aclarar que el Museo del Mar y la Plata no sólo se creó con la idea principal de exponer todo lo relacionado con la vida de los caracoles marinos, sino que también se caracterizó por tener en sus instalaciones hermosos acuarios de diferentes tamaños, además de una sala de arte contemporáneo con exposiciones, una sala de conferencias y hasta un auditoría de usos múltiples y su famosa biblioteca especializada.

Todas estas razones convirtieron al Museo del Mar y la Plata en uno de los lugares más visitados en la historia de Argentina. Era un recinto donde las personas podían acudir sin ningún tipo de inconvenientes a conocer más sobre el mar y sus diversas especies acuáticas. Dentro de sus instalaciones también destacan espacios como el Sea Shop Aurantium, donde había artesanías marinas provenientes de todo el mundo.

Museo del Mar y la Plata

No se puede poner en duda que el Museo del Mar y la Plata fue quizás la institución más exitosa y apoyada en toda la ciudad argentina, sin embargo, eso no evitó que el museo se viera en la obligación de cerrar sus puertas de manera definitiva al público debido a fuertes problemas económicos por los que atravesó la institución. El cierre del museo ocurrió el 24 de septiembre del año 2012, último día en el cual pudo ser visitado. (Ver artículo: La Manzana de la Rivera)

Historia

La historia del Museo del Mar y la Plata de la República de Argentina se remonta hacia el año 2000 cuando fue inaugurado en la Avenida Colón 1114 y desde ese preciso momento se consolidó como una atractiva opción turística para los habitantes de la ciudad de Mar del Plata y de municipios aledaños. El museo se mantuvo en funcionamiento durante doce años, hasta el 2012 cuando producto a problemas económicos debió cerrar sus puertas de manera definitiva.

El Museo del Mar y la Plata fue propiedad de los sucesores del señor Benjamín Sisterna, un destacado coleccionista que se dedicó por más de sesenta años a estudiar y recolectar caracoles. La inauguración de este recinto tuvo lugar específicamente el día 22 de septiembre del año 2000 y en esa ocasión abrió sus puertas al público con una colección conformada por más de 30 mil especímenes de caracoles provenientes de muchas partes del mundo.

En términos generales se podría decir que la historia del Museo del Mar y la Plata fue muy corta en comparación con la de otras instituciones de la República de Argentina, sin embargo, en su poco tiempo de existencia logró convertirse en uno de los museos más atractivos de todo el país, entre otras cosas, por contar con maravillosos acuarios y una increíble muestra de caracoles, que lo hicieron un lugar único en la costa atlántica y uno de los pocos en su clase en América Latina.

Museo del Mar y la Plata

El nacimiento del Museo del Mar y la Plata fue prácticamente un homenaje a la vida del destacado personaje de nombre Benjamín Sisterna quien dedicó una gran parte de su vida a coleccionar y estudiar las especies conocidas como los caracoles. Los creadores del museo fueron precisamente los sucesores de Cisterna, quienes fundaron el recinto en homenaje a su extraordinaria labor y legado. (Ver artículo: Casa de la Independencia)

Exposiciones

Desde el primer momento en que abrió sus puertas, el Museo del Mar y la Plata se caracterizó por ser un recinto donde destacaban infinidades de especímenes de caracoles marinos debido a que el museo fue propiedad de los sucesores del señor Benjamín Sisterna, quien era un reconocido coleccionista de caracoles y dedicó más de sesenta años de su vida a estudiar y recolectar este tipo de especies marinas. Se convirtió en uno de los primeros museos en dedicarse exclusivamente a esta materia.

El Museo del Mar y la Plata abrió sus puertas el 22 de septiembre del año 2000 con una colección integrada por más de 30 mil especímenes de caracoles, aunque ciertamente el recinto no sólo se especializó en dar difusión a la vida y evolución de los caracoles marinos, sino que además dentro de sus instalaciones las personas podían disfrutar de acuarios de diferentes tamaños y una sala de arte contemporáneo con diversas exposiciones.

En los espacios del Museo del Mar y la Plata en Argentina las personas tenían la oportunidad de encontrar de todo en un mismo lugar, es decir, podían recorrer sus instalaciones y conocer sobre los caracoles marinos y el avance del océano, pero también habían áreas importantes como una sala de conferencias y un auditorio de usos múltiples y una biblioteca especializada.

Museo del Mar y la Plata

La sede principal del Museo del Mar y la Plata, ubicada en la Avenida Colón 1114 de la República de Argentina se encontraba dividida en varios niveles donde las personas tenían la oportunidad de conocer cómo era la vida en el mar y la evolución de muchas especies, sobre todo, los caracoles. En el museo destacan espacios como: El Nivel del nácar, el nivel de las rocas y el nivel del cielo.

Uno de los primeros niveles de exposiciones dentro del Museo del Mar y la Plata era el nivel del nácar, un área que a su vez se encontraba dividida en dos partes, una primera parte era de historia relacionada con el edificio, allí se organizaban exposiciones de arte contemporáneo y muestras culturales. También estaba una segunda parte donde destacaban infinidades de colecciones de caracoles ordenadas en varias vitrinas.

En este nivel las personas podían observar más de 30 mil caracoles marinos de diferentes orígenes, tamaños y procedencia. Allí habían caracoles microscópicos, otros muy frágiles y delgados procedente de una variedad de lugares del mundo como las costas de Oceanía y el Océano Índico, África y Asia gracias a los diferentes viajes que realizó el señor Cisterna por todo el mundo.

Por su parte el nivel de las rocas se trataba de una recreación de una caverna sumergida en el agua con un hábitat de pequeños organismos marinos conectados con los acuarios del primer nivel. Por último el museo contaba con su nivel del cielo, un sector donde los visitantes podían contemplar todas las plantas del lugar a través de un mirador interno.

En la parte exterior del nivel cielo se encontraba ubicada la terraza y una plaza conocida como “Plaza del Mar” un lugar donde las personas tenían la posibilidad de disfrutar de variados juegos infantiles y actividades recreativas. Desde esta área también se podía acceder por escalera a un nivel superior que era llamado como el “mirador del faro” donde se obtenía una de las mejores vistas panorámicas de toda la ciudad de Mar del Plata hasta el horizonte marítimo al Noreste.

En pocas palabras podemos decir que el Museo del Mar y la Plata se convirtió en uno de los mejores emprendimientos científicos y culturales creados en Argentina. Se trató de un moderno y didáctico museo donde los ciudadanos tenían la oportunidad de recorrer sus instalaciones, al tiempo que se divertían y conocían más acerca de la vida en el mar y la evolución de importantes especímenes como los caracoles. (Ver artículo: Museo de Arte Sacro)

(Visited 104 times, 1 visits today)

Deja un comentario