La Libertad Guiando al pueblo: contexto histórico, significado y más

La Libertad Guiando al Pueblo es una de las mejores pinturas en oleo del pintor francés Eugene Delacroix. La obra fue pintada en el año 1830, representa la expresión máxima del Romanticismo y la Revolución francesa. El cuadro se encuentra en la actualidad en el Museo del Louvre de París, Francia.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Contexto histórico sobre la Libertad Guiando al Pueblo

La obra La Libertad guiando al pueblo, representa una escena del 27 de julio de 1830. En donde el pueblo de París se alzó levantando barricadas. El mismo sucedió en los días 27 28 y 29 de Julio de ese año, por lo que fue llamada Trois Glorieuses o Las Tres Glorias.

En ese entonces, el rey Carlos X de Francia por decreto suprimió el parlamento, queriendo restringir la libertad de prensa. Provocando inicialmente disturbios que generaron un levantamiento del pueblo. Luego se desembocó en una revolución de ciudadanos de todas las clases sociales muy enojados y molestos.

Debido al estallido de la Revolución Francesa, la burguesía no paraba de alterarse para tratar de llegar al poder. El rey Carlos X quiso imponer un régimen conservador. En el año 1829, dejó el poder en manos del Polignac, lo que provocó un estallido social.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

En 1830, se disolvió la Cámara por el Rey y fueron convocadas nuevas elecciones, en donde la mayoría liberal logró triunfar. El príncipe Polignac estaba en desacuerdo con los resultados obtenidos, por lo que decretó unas ordenanzas, promulgadas el 26 de Julio del mismo año.

En esas ordenanzas se decreta; la suspensión de la libertad prensa, disolución de la Cámara que habían elegido. Solo contarían con 258 diputados con 5 años de duración. Se estarían realizando en septiembre nuevas elecciones.

Fue entonces cuando comenzaron las protestas, los locales fueron cerrados y salieron los obreros a protestar a las calles. Carlos X desplegó sus guerrilleros por las calles, disparando a los ciudadanos. Los revolucionarios les lanzaban desde las ventanas todo lo que tuvieran a la mano, muebles, tejas, intentando detenerlos.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Los disturbios fueron aumentando, los estudiantes se unieron a la protesta. Era impresionante la cantidad de gente, que se lanzaron a la calle a protestar entre el 27 y 28 de Julio. Construían barricadas para protegerse de los mercenarios, levantando la bandera tricolor y gritando consignas de “Libertad”.

Las calles de París, eran un completo caos, parecía un campo de batallas. Los Revolucionarios se apoderaron de la capital, esta lucha duró tres días. Para el 3 de Agosto de 1830, el pueblo obtuvo la victoria, lo que obligó a Carlos X a renunciar. Siendo sustituido por Luis Felipe de Orleans, el Rey burgués, dando inicio al poder de la burguesía liberal.

En ese momento, Delacroix observando toda la situación y la revuelta desde un sitio alejado y seguro, tomó sus pinceles y comenzó su obra de arte. En Octubre, le confiesa a su hermano a través de una carta; el motivo que lo inspiró a realizar la pintura.

La insurrección burguesa es el tema principal, el cual tuvo lugar los días 27, 28 y 29 de Julio de 1830. También era conocida como las Tres jornadas gloriosas. En donde el artista quiso plasmar el momento más movido y agitado de la revolución francesa, el 28 de Julio. Conmemorando el levantamiento político en París de ese año.

El cuadro causó mucha impresión, fue muy popular desde que lo pintaron. En 1831, el Estado Francés, lo compró, pero al recibir muchas críticas, lo devolvieron al autor en el año 1839. Para el año 1848, el director de los museos nacionales reclamó la pintura, por lo que el autor lo entregó para el año siguiente.

Al momento de que se instauró el Segundo Imperio, la pintura formó parte de la reserva del Louvre. La misma fue expuesta en el año 1863, luego del fallecimiento del autor. Convirtiéndose en un importante icono universal de la lucha por la Libertad.

Autor

Ferdinand Victor Eugène Delacroix, nacido el 26 de Abril de 1798, en Charenton-Saint, Francia, fue un artista francés. Su familia pertenecía a la alta burguesía, formada por Charles Delacroix, político y Victoire Oeben, hija de artesanos. Muchos aseguran que su padre fue Talleyrand, un diplomático amigo de la familia. Pero fue inscrito como hijo de Charles Delacroix. (Ver También: Museo de Oro del Perú)

La Libertad guiando al pueblo

En el año 1806, su padre fallece, por lo que tuvieron que trasladarse a París, acogidos por una de sus hermanas. Comienza sus estudios artísticos, en el Liceo Imperial.

Sus estudios artísticos se desarrollaron en el estudio de Pierre Guérin. En el año 1817 conoce a Théodore Géricault, a quién debe sus rasgos estilísticos. Delacroix, siente una gran admiración y respeto por el artista y la pintura inglesa.

Mientras realizaba sus estudios, frecuentaba el museo del Louvre, allí estudiaba y reproducía los cuadros de grandes maestros de la pintura En estos años de estudiante Delacroix visita constantemente el museo del Louvre donde estudia los cuadros de los grandes maestros de la pintura, que servirían de inspiración para sus obras.

Conoció grandes escritores y músicos como son; Víctor Hugo, Stendhal, Chopin o Paganini. Dado el aprecio que les tenía, a algunos de ellos los representó en sus cuadros.

Debido a sus ganas de adquirir conocimientos sobre por los grandes artistas del momento, viaja a Inglaterra. En donde consigue apreciar la pintura colorista y paisajística, la cual consolida al viajar al norte de África. Lo que lo ayudó a determinar sus futuras obras, por la luminosidad que existía en la zona.

Hizo su presentación en el año 1822, de una obra en el Salón, La barca de Dante. En 1824 presentó de nuevo con la matanza de Quios. Estos cuadros fueron adquiridos por el Estado francés, aunque fueron muy criticadas.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

En estas obras el pintor expresa una serie de sentimientos de intensa emoción, utilizando colores brillantes que resaltan su libertad expresiva.

A través de estas obras, es reconocido como un personaje del Romanticismo francés. Creando un estilo particular y significativo en las obras; La muerte de Sardanápalo y La Libertad guiando al pueblo.

Estuvo participando de manera activa en los movimientos revolucionarios de 1830. Señaló en un escrito a su hermano, que decía: “Si no puedo luchar por la patria, al menos, pintaré por ella”. Lo que caracterizó su espíritu idealista, a través de sus obras.

Delacroix, fue considerado como un revolucionario del arte, promotor del movimiento Romántico en la pintura. No contrajo matrimonio nunca ni tuvo hijos, a pesar de haber tenido muchas relaciones amorosas.

La Libertad guiando al pueblo

Formó parte de la Academia de Bellas Artes en 1857. Entre los años 1859 y 1861 culmina sus obras. El 13 de Agosto de 1863, muere en París, dejando un legado de sus obras, sirviendo de inspiración a otros pintores.

Entre algunas de sus obras pueden encontrarse en museos alrededor del mundo, como son: Museo del Louvre, París, Galería Nacional de Arte, Washington. Museo Nacional del Prado, Madrid. Museo Nacional de Arte Occidental, Tokio, Japón. Instituto de Arte de Chicago, Estado Unidos. Museo de Bellas Artes de Budapest, Hungría,entre otros. (Ver También: Museo de Arte de Lima)

Significado de la Libertad Guiando al Pueblo

La pintura La Libertad guiando al pueblo, muestra los sucesos revolucionarios ocurridos en la capital de Francia, los días 27, 28 y 29 de Julio del año 1830. Delacroix, quiso representar en esta obra, la lucha que tuvieron las diferentes clases sociales unidas para defender la libertad.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Logrando destacar cada personaje representando su distinta condición social. Podemos detallar en ella, la burguesía, quien aparece empuñando un fusil en sus manos. Con una camisa blanca y un sable en su mano derecha, vemos a una persona que representa la clase obrera.

El adolescente, representando a los más jóvenes de la sociedad, símbolo del futuro cambio, aparece empuñando dos pistolas. Además, se observa, la gran masa popular, alzando los brazos, como símbolo de revolución, al fondo de la obra.

En el medio del campo de batalla, el pintor ubica una figura femenina semidesnuda. La misma, tiene en una mano un fusil y en la otra la bandera tricolor francesa, personificando la libertad. Pareciera conducir a un grupo de personas armadas sobre un montón de cadáveres.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

En los pies de esta mujer, se encuentra un hombre herido, que da la impresión de que se arrastrara hacia ella. Aunque con pocas fuerzas, se ve lleno de esperanza. Se ve una inmensa desolación, donde visualizamos a los heridos y cadáveres de los caídos en el conflicto.

Uno de los aspectos más resaltantes de la obra, es la forma como el pintor resalta en la escena el movimiento y emoción de sus personajes. Dándola una sensación de movimiento y vitalidad, generando una visión de línea curva, elevando la imagen. Permitiendo al espectador interpretar la obra de una manera que sienta que participa en la escena.

En la obra, el autor utiliza mayormente tonalidades oscuras y ocres. Además, en algunos momentos incluye otros colores; como en la bandera, rojo, blanco y azul. La iluminación resalta algunas partes, enfocando la naturalidad de la luz, creando un dinamismo interno para reforzar la imagen luchadora de la pintura. Situando los personajes en una posición realista.LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

En esta pintura podemos ver de una manera clara y nítida la libertad y la lucha de los pueblos oprimidos. En este contexto histórico, el pueblo francés, vivía en una sociedad reprimida por los altos cargos del gobierno. El pueblo sentía una gran ansiedad y deseo de libertad, lo que los llevó a enfrentar a sus adversarios.

La Libertad es caracterizada por la mujer con la bandera tricolor, y que enfrentó sin miedo a los mercenarios, conduciendo al pueblo detrás de ella, para que pelearan por sus derechos. También se observa la característica romántica de la exaltación de pasiones y sentimientos, siendo este la libertad. Refleja su energía y su fuerza, empuñando el fusil en su mano izquierda.

A su vez se observa la característica de que el instinto supera a la razón por que no es razonable y pensado que el pueblo se revele contra un gran grupo de soldados armados y entrenados, pero igualmente, siguen su instinto de libertad y su ira a causa de la represión a la que han sido sometidos y se rebelan, actuando según lo menos pensado, rebelándose y derrotando a los soldados, que representan a la oligarquía.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Composición

La composición de la obra, muestra una estructura en forma de pirámide, donde la bandera francesa es el vértice superior. La base es representada por los cuerpos de los personajes. La figura femenina es el eje central, y alrededor se distribuye los demás personajes.

Características formales

La obra nos presenta una sensación de perspectiva, los edificios del fondo y a la multitud, que se va alejando y reduciendo en tamaño al fondo del lienzo.

Se ve inestable la línea del horizonte, es como una línea imaginaria entre las cabezas de la multitud al fondo del cuadro, que se difuminan con el humo y los edificios del fondo del lienzo. Los tres elementos (bandera, camisa del muerto de la izquierda y vestimenta del herido que se alza frente a la Libertad).

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

El eje central forma una línea recta imaginaria.Las figuras principales se enmarcan dentro de una pirámide que asciende en el vértice de la cual el eje central es la Libertad y los dos muertos en primer término cierran el triángulo.

La luz del cuadro es irreal, ilumina la Libertad con la bandera tricolor, una parte del cuerpo del niño que hay a su lado, al moribundo de la chaqueta azul, al muerto del margen inferior izquierdo y las manos y media del hombre del sombrero de copa. En este caso la luz y el color tienen un objetivo en común: potenciar el movimiento.

Las forma como el pintor realizó las pinceladas muestran una gran desenvoltura y ondulación. El rojo y el azul de la bandera, de la vestimenta del herido que se alza delante de la Libertad, y de la camisa del muerto de la izquierda resaltan por encima de todo el predominio de las tonalidades ocres y grises del conjunto.

Tamaño

La libertad guiando al pueblo , representa una de las mejores pinturas Romántica de la revolución francesa. Es una obra de Eugene Delacroix. Fue presentada al Salón de 1831 y adquirida por Luis Felipe para el Museo Real.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Es un óleo sobre lienzo, mide 2,60 metros de alto y 3,25 metros de ancho. Se encuentra conservado en el Museo del Louvre de París Francia desde el Siglo XIX. Esta obra fue dedicada a los insurrectos de París y representa escena histórica contemporánea de Francia.

Mensaje de la Libertad Guiando al Pueblo

La obra de arte nos impresiona y despierta todas nuestras emociones , es allí que hemos logrado captar en esencia el mensaje que nos envía el autor. Es la expresión que transmite a sus espectadores y que los lleva a entender el significado de obra.

Cuando contemplamos el cuadro podemos tener una visión de cómo se vivieron los acontecimientos de esos días, simbolizando el espíritu de lucha de un pueblo, representado en el arte. (Ver También: Museo Van Gogh)

Demuestra la lucha política por la libertad, en donde las personas tenían pensamientos contemporáneos. Los revolucionarios defendieron la libertad de su país, a toda costa, con fuerza y energía.

Es una obra de arte, que demuestra la libertad, que ha sido afectada por algunos factores, la libertad de prensa, violación de los derechos humanos, entre otros.

Delacroix a través del cuadro nos muestra la realidad vivida en esa época, cada uno de los detalles y personajes que intervinieron en la lucha. El miedo y la tensión por enfrentar la batalla, las ganas de seguir adelante con la esperanza de obtener la libertad.

Esta obra nos lleva a obtener diversas interpretaciones, sobre la lucha por los derechos humanos. Cuando el pueblo se rebela para defender sus derechos, nadie puede detenerlo, a pesar de ser reprimido. Indistintamente de las clases sociales, todos podemos luchar  por un mismo ideal, para un bien común.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Representa la unión del pueblo luchando para vencer la injusticia, algo que se ve en la actualidad. Refleja uno de los acontecimientos más importantes en la historia, la revolución francesa. Siendo un  conflicto social y político, con periodos de violencia.

El autor quiso ilustrar en la obra, la situación que se estaba viviendo en la época. Dando un enfoque al punto principal que es la libertad. Estando en manos de todas las personas que mostraron su lucha sin importar las clases sociales, todos luchando por un mismo motivo.

Existen gobiernos que quieren perpetuar elementos de opresión y control de sus ciudadanos. Utilizan estrategias que promueven creencias. El mensaje de esta obra es promover a las personas, a defender sus derechos, a no conformarse y luchar por sus ideales.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Análisis de la obra

Delacroix representó en su cuadro La Libertad guiando al pueblo, un grupo de personajes que transmiten una composición abierta de la libertad, distintas clases sociales y el pueblo. Dicha composición forma un eje central, donde podemos apreciar la primera composición política de la pintura moderna. Entre los personales que participaron en la obra tenemos los siguientes:

La Libertad

Es uno de los personajes principales, representa a una mujer, que se encuentra semidesnuda, en el campo de batalla, en todo el centro de la escena. Incentivando a luchar por la libertad de Francia. La misma tiene una bandera tricolor en su mano derecha y un fusil en la otra mano.

Pueblo y clases sociales

Representado por las clases sociales diversas, situados en el fondo del cuadro. Llevan los brazos en alto, en señal de revolución y protesta. Los burgueses y clase obrera se enfocan en un mismo fin; lograr la victoria.

El burgués con sombrero que aparece en el cuadro, dicen que es un autorretrato. Aparece un adolescente con dos pistolas que representa a los más jóvenes. Un obrero que lucha detrás del burgués con una espada representaría la clase trabajadora, considerada clase baja.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Joven patriota

Representa a un héroe popular llamado Arcole, quien murió en combate. El muchacho portaba dos pistolas, se encuentra en el lado izquierdo de la Libertad.

Notre Dame

Se observa a la distancia las torres de Notre Dame. En una de las torres, se encuentra la bandera tricolor. Los edificios en llamas representan la devastación de las ciudades que fueron afectadas por la revolución.

Los caídos

Las personas que se visualizan sobre los escombros, representan los caídos. Uno de ellos se arrastra hacia los pies de la mujer, moribundo pero lleno de esperanza.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Cadáver

Se visualiza en la parte baja de la escena cadáveres que han caído luchando por la revolución. Pertenecen a distintas clases sociales. Todos los personajes, tienen los brazos, piernas o cuello doblados.

El burgués

Se puede apreciar con un sombrero de copa y rifle en mano. Se expone variedad de sombreros de todas las clases. Los mismos fueron usados por los luchadores callejeros, los sombreros de copas, boinas y gorras de tela.

Compatriota muriendo

Un hombre herido de muerte, con un último respiro, como diciendo que ha valido la pena morir por la libertad. La manera como lo definió el pintor, es elemental para componer la escena.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

La luz

Ha sido una obsesión para el autor. En la obra, estalla en la blusa del cuerpo caído en primer término, envuelve la figura de la mujer. Se disuelve entre el humo y las casas del fondo, insinuado con breves pinceladas que funden la atmósfera y el humo de la pólvora. (Ver También: Museo de la Santa Inquisición)

El movimiento

Es uno de los elementos que caracterizan el cuadro, que refleja la ruptura que supuso el Romanticismo con las convicciones del Neoclasicismo. Todas las figuras y objetos están recorridos por el temblor y la tensión revolucionarios.

El color

En vez de colores planos, prefiere la vibración de tonos combinados con pinceladas sueltas, que resalten la figura mimetizando de cierta manera el contorno.

Espacio

La perspectiva del cuadro es área, de influencia barroca, se experimenta una sensación de tragedia a través de los paisajes.  La naturaleza, que observamos refleja pasiones y sentimientos románticos. Una escena un poco tormentosa.

Figuras

Las figuras de la obra son bastante fieles a la realidad sin estar en lo más mínimo idealizadas. Todas las figuras son profundamente dinámicas y violentas en mitad de una revolución.

Comentarios

Eugene Delacroix, ha recibió innumerables críticas y reproches por la pintura. Muchos afirmaron que debido a sus detalles de manera  cruel, vulgar, trivial y grotesco,  no era prudente.  El autor explicaba que su intención detallar y plasmar la verdad natural del fenómeno de las clases sociales, la revolución, el pueblo, la batalla y la esperanza.

Muchos no apreciaban la imagen cuando se exhibió en el Salón de 1831. Luego fue comprado por el  nuevo gobierno real de Luis Felipe. Debido a las críticas recibidas, no se mostró en público durante mucho tiempo ya que se consideraba demasiado fuerte. Fue expuesta tras la Revolución de 1848 y luego en 1855.

La obra fue expuesta definitivamente al público en 1861, y en la actualidad se encuentra en el Museo de Louvre , en París convertida en un icono universal de la lucha por la libertad.

Esta obra es de estilo romántico y retrata como tema la revolución de ese año, de una manera subjetiva y expresiva cargada de fuerte sentimiento.

La época histórica en la que se realiza este cuadro no es para nada tranquila, el siglo XIX se caracteriza por la aparición de muchas revueltas contra el absolutismo tras el fracaso de la Revolución francesa en 1789. (Ver También: Museo Histórico Nacional)

la libertad guiando al pueblo

Surgen entonces movimientos individualistas contra el estado convencional que agobia y presiona al pueblo. Por lo tanto, olvidan el Neoclasicismo y surge el individuo como única verdad del Romanticismo.

Otros aspectos

En la obra podemos observar algunos detalles, realistas. Uno de ellos puede ser el pubis desnudo de la persona muerta. La misma se puede visualizar abajo a la izquierda.

La obra está representada por movimientos, no solo por los gestos de los personajes,  sino porque los del primer plano. Donde se ve que  avanzan sobre  los muertos que se encuentran en la base de la composición y todas las formas muestran ondulaciones . Además la  luz lo refuerza,  con zonas iluminadas y otras en penumbra. Las figuras del primer plano aparecen iluminadas por un foco lateral. A su vez se recortan a contraluz sobre un fondo encendido, humeante y nuboso.

El autor domina el color, donde se  incorpora con  más fuerza y variedad cromática, como por ejemplo el azul de la bandera o de la camisa del personaje que postrado mira fijamente a la Libertad.

La perfecta combinación de tema,  entre el movimiento, luz y color, junto a una pincelada suelta que en los planos posteriores. Encontramos ante una obra y un autor de una tremenda trascendencia en la pintura contemporánea.

Delacroix, que tuvo una formación neoclásica, reaccionó contra el academicismo y llegó a convertirse en el culminador del romanticismo.

El movimiento, el dramatismo y la fuerte carga emocional del momento son típicos de la pintura romántica pero también los podemos relacionar con la pintura barroca, en especial la de Rubens de quien Delacroix era un ferviente admirador.

LA LIBERTAD GUIANDO AL PUEBLO

Es importante señalar las similitudes que aparecen entre esta obra y La Balsa de la Medusa de Gericault, contemporáneo de Delacroix. Ambas tienen una composición triangular y el punto de fuga se consigue a través de una bandera que ondea al aire. Además en ambos cuadros las figuras poseen una gran carga expresiva y el momento expresa gran dramatismo.

(Visited 2.131 times, 6 visits today)
Categorías Francia

Deja un comentario