Museo del Bombero, todo lo que se desconoce aún

Los museos tienen todos, unas características en común y es que tienen en su interior la representación de todo aquello que ocurrió. Cada uno de ellos fueron creados por una razón distinta, un ideal soñado desesperado por salir a la luz. Un gran ejemplo es el Museo del Bombero.

Museo del BomberoUna valiente historia del Museo del Bombero

Remontándose al pasado, a finales del siglo XIX, año 1896, en la ciudad de Guayaquil ocurrió un gran incendio, uno devastador, que causó en el pueblo un sentido profundo de angustia y desesperanza. Un grupo de personas, entre ellas el jefe de bomberos, el señor Miguel Hurtado.

Museo del Bombero-1

Juntos y en esperanza de poder prevenir más desastres futuros crearon lo llamado ‘’Junta Proveedora de Agua’’ en donde se acordó y firmó la creación de una edificación donde pudiesen contar con bombas de agua de última generación (para la época) así como también con calderos que tuviesen como función principal la succión constante de agua del río Guayas, posteriormente con esa agua recogida se encargarían de llenar los hidrantes alrededor de la ciudad.

Lamentablemente y para la decepción de muchos, poco tiempo después ocurrió un segundo gran incendio, en el que, todavía no se encontraba listo el transporte de agua para los hidrantes por lo que las pérdidas también fueron horrorosas. No fue sino hasta casi una década después, en el año 1905, cuando los enormes esfuerzos tanto físicos como económicos vieron su recompensa. La planta proveedora de agua estaba finalmente en funcionamiento.

Más de cincuenta años más tarde, a finales de la década de los setenta, se propone tras mucho sentido de pertenencia hacia la infraestructura y el significado de su presencia en la ciudad, convertirlo en un museo, el cual llevaría por nombre ‘’Museo del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil’’.

Museo del Bombero-2Sin embargo, no fue hasta el año 1982, cuando el jefe de dicha institución decidió en honor al hombre que durante años había dado todo por este proyecto con el único fin de salvar su hogar, la ciudad de Guayaquil. Por lo que el museo de bomberos llevaría por nombre ‘’ coronel Félix Luque Plata’’. Dicha inauguración se llevó a cabo el 25 de julio del mismo año.

En el año 1999, el coronel ahora en cargo de la institución decidió en conjunto con el apoyo colectivo que se necesitaba realizar una expansión, de esta manera el museo cobraría más vida y atraería a más personas a su interior, emocionante ¿no es cierto?

Dicha expansión estuvo en construcción por un plazo de tres años, hasta que finalmente, el 3 de agosto del año 2001, se realizó la extraordinaria apertura del museo que actualmente se conoce.

Objetos Importantes

Hoy en día, el museo cuenta con una amplia exhibición de campanas, trajes e uniformes, bombas de agua (de su actual apertura), máquinas guimbalentes, placas, entres otras. Siendo la mayoría de ellos sumamente antiguos, datan de aproximadamente más de 300 años.

Estructura

El actual Museo de Bomberos de la ciudad de Guayaquil tiene una importante valoración histórica. Comenzando por su puerta o portón principal, siendo tiempo atrás parte de la casa de una de las familias más adineradas e importantes del mismos, fue una de las pocas sobrevivientes al incendio, provocado por la explosión que causó el estrellamiento de un avión de guerra en el medio de Guayaquil.

De igual forma hay que tomar en consideración que originalmente el espacio destinado para el museo en el cual habrían de exhibirse los objetos de colección fue una pequeña parte del espacio destinado para la conservación y mantenimiento de las bombas de agua. (ver artículo: Museo Templo del Sol Pintor Ortega Maila)

Existe también dentro del Museo, una exhibición representativa y memorial en donde se pueden observar a través de fotografías los diferentes incendios que, a lo largo de la historia, se han presentado dentro de la ciudad de Guayaquil.

Dentro del mismo también encontramos las vestimentas de asbesto que originalmente se utilizaban en la ciudad por los bomberos de la época, para poder entrar al lugar de los incendios, ya que el mismo material soportaba altas temperaturas y de esta manera, salvar vidas.

Museo del Bombero-3Valoración en Guayaquil

El mismo representa más que una estructura en sí. Cuando observamos el Museo de los Bomberos de Guayaquil encontramos la historia de un grupo de personas, valerosos héroes que dieron sus vidas al empeño y trabajo duro para poder salvar a su ciudad. En aquel entonces fueron vistos y reconocidos como héroes, actualmente es un sentimiento que todavía perdura.

Dicha institución ha logrado crear dentro de las emociones del ecuatoriano, un sentimiento de apego, de riqueza y de esperanza. Porque bien hay algo muy cierto, donde fuego hubo siempre han de quedar las cenizas. La huella que estos hombres dejaron, quedará sin borrar de la historia ecuatoriana.

(Visited 188 times, 1 visits today)
Categorías Ecuador

Deja un comentario