Quinta de Bolívar: historia, ubicación, características y más

La Quinta de Bolívar es un lugar histórico que fue creado el 28 de noviembre del año 1919, este espacio se encuentra en Colombia en su ciudad capital de Bogotá, tiene 99 años de historia y fue habitada por el Libertador Simón Bolívar.

Quinta de Bolivar

Historia de la Quinta de Bolívar

Esta quinta antes de pertenecer al Libertador, era en el año 1670 propiedad de un personaje llamado Pedro Valenzuela, quien hace una especie de donativo a la capilla de Montserrat que estaba conformada por unas 100 hectáreas de tierra. Este terreno estaba ubicado en un lugar llamado la Toma de la Aduana.

Años mas tarde Valenzuela desocupa las tierras y son vendidas a un hombre que se dedicaba a la fabricación del tabaco de Santafé.

Este nuevo propietario comenzó la construcción de una quinta tipo campestre. Hace una remodelación para celebrar allí el cumpleaños de su ser amado y esta familia viviría allí hasta mitad de 1820. Luego de haber pasado por varios acontecimientos fue en esa fecha cuando el gobierno de la Nueva Granada se la obsequia al Libertador por los logros obtenidos y los servicios prestados para conseguir la independencia.

A partir de ahí fueron más de cinco años en los que esta fue parte de las propiedades de Bolívar, cabe resaltar que el no ocupó la casa de manera indefinida, el Libertador solo vivió ahí poco más de un año debido a los múltiples viajes que este realizaba.

Cuenta la historia que en el año 1821 se le vio en esa propiedad dos veces durante un año, algo poco habitual pues bolívar poco estuvo en la mencionada vivienda. No obstante, el motivo de la estadía se debía a que iba a comenzar a emprender los movimientos que llevan al logro de obtener la Independencia de Venezuela en la llamada Batalla de Carabobo.

Después de este evento en ese mismo año vuelve a viajar y ocupa la quinta, esta vez era porque se iniciaría la Campaña Libertadora del sur, suceso que se llevaría a cabo el 13 de diciembre.

Posterior a estos acontecimientos Bolívar no vuelve a ocupar el recinto, y cinco años más tarde en 1826, habiendo conquistado la Campaña del Sur,  su regreso se daría para asumir la Presidencia de la República y fue así como durante esos hechos Simón Bolívar ocupaba este lugar. (ver artículo: Museo de Los Niños Abasto)

A pesar de que no lo habitaba constantemente, este era el lugar en donde se solía resguardar luego de sus viajes y toda la situación política a la que se enfrentaban.

Por eso acudía a ella de manera esporádica. Dos años más tarde a la quinta llega Manuelita Sáenz quien había conocido a Bolívar en años anteriores en la ciudad de Quinto y entre ellos surge una relación, ella era quien apoyaba al Libertador y desde su llegada a la la residencia, este espacio se transforma en un lugar para celebrar fiestas y reuniones.

Tanto los personajes de esta época como la misma quinta fueron indicios de los sucesos que pasaron y los que marcaron la vida de manera importante para Simón Bolívar, como la culminación de la Campaña del Sur, la conformación de la Gran Colombia y demás acontecimientos que surgieron entre los republicanos y la oposición, esos que no estaban de acuerdo con las ideas bolivarianas.

Este hecho culmina con la derrota política de la Convención de Ocaña, en el momento que la vida del Libertador estuvo en peligro este espacio sirvió como su refugio para resguardarse.

En el año 1830 Bolívar decide que ya no viviría en este lugar así que le hace el traspaso de la propiedad a José Ignacio París, quien era un buen amigo y después. La quinta tendría muchos más propietarios que la transformarían en un lugar para adecuarlo a lo que cada uno quería en su momento.

Pasó de ser la Quinta de Bolívar a una fabrica de pita, bebida que era muy parecida a la cerveza, un local del Colegio Santa Ana e incluso llegó a ser la Casa de Salud del Pueblo.

Por tal motivo este espacio pasó de ser un hogar a tener distintos usos por parte de los que iban siendo los propietarios de estas tierras. Esto duró muchos años ya que a medida que la ibas traspasando, su estructura era modificada dependiendo de los gusto del nuevo o los nuevos dueños.

No fue sino hasta el año 1918 que la Academia de Historia y la Sociedad de Embellecimiento que en la actualidad tiene el nombre de Sociedad de Mejoras y Ornato de Bogotá, realiza una propuesta al Estado sugiriendo a este que fue quien se encargara de adquirir el inmueble.

Al tenerlo en su propiedad, este espacio fue adquirido para que pasase a ser un Museo Bolivariano,pero años más tarde el Estado se convierte en el dueño de la propiedad y de esta manera iba a mejorar todos los compartimientos, habitaciones y salas para adaptarlos a lo que representa un museo.

Sería la misma academia quien tuvo la administración del lugar para que el Ministerio de Obras Públicas se hiciera cargo del mantenimiento, la preservación y el manejo total de la quinta, esto fue en 1968 y ya para el año 1975 todo el lugar fue declarado como Monumento Nacional.

Al ser recuperada se le solicita a la sociedad de mejoras y ornato de Bogotá que se le haga un mejor acondicionamiento a todo el lugar esto tardo unos años ya que lo que se quería era que volviera a ser esa quinta tipo campestre de cuando la habitaba Simón Bolívar.

A pesar de que tardaron muchos años el objetivo se logró, volvió a ser el espacio que era antes de todos los cambios que le realizaron sus propietarios y también se encontraron con distintos elementos que ayudaron para acondicionarla tal cual era antes.

Características de la Quinta de Bolívar

Esta quinta al tener un gran valor histórico, lo tiene en lo arquitectónico. Es un bonito espacio en donde se pueden apreciar unos jardines en su parte frontal, objetos como cañones que son los originales obtenidos cuando se dio la Batalla de Boyacá. Además su estilo es muy colonial donde se resalta todo el pasado, sus vivencias personales y objetos que pertenecieron al defensor de naciones. Cabe resaltar que al realizar el recorrido por todo el lugar destacan sus áreas verdes.

Dentro de estos jardines las personas pueden ver distintos arboles como nogal, cerezos, mortiños, pinos alcaparros y todos esos que caracterizan la época en la que vivió Simón Bolívar, su decoración es ideal resaltando esos años en los que el libertador solía pasar por la quinta, sus inmuebles y cuadros de personajes representativos de la época.

Todos sus espacios son muy amplios por lo tanto es una gran construcción, en donde se encuentra todo un salón con decoraciones antiguas, en este lugar se solían hacer las fiestas o reuniones para celebrar las victorias de todas esas campañas en las que participaron para logran la independencia, unas grandes ventanas a través de ellas se ven los jardines que están a su alrededor.

El espacio que era la habitación se puede ver su cama, sillas, cuadros y demás objetos que fueron utilizados por Bolívar, además una bonita plaza, llamada Plaza de las Banderas; en este lugar están las banderas de esos países que Simón Bolívar libertó y a su alrededor distintas flores que hacen más cálido y ambientado la sala.

Horario de entrada al museo

Este espacio trabaja de martes a viernes los días de semana de 9:00 de la mañana hasta las 5:00 de la tarde y los fines de semana, sábado y domingo, tienen un horario de atención de 10:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde, los días lunes el museo se encuentra cerrado ya que suelen realizar todo el trabajo de mantenimiento para que las salas estén aptas para las visitas que reciben diariamente.

Costo

Para las personas que quieran acudir a la quinta deben saber que la entrada a estos espacios tiene un costo para los adultos, un descuento para los jóvenes estudiantes que presenten su carnet, los niños menores de 12 años también reciben un descuento y los menores de 5 años así como los adultos mayores la entrada es totalmente gratuita, y los días domingos la entrada al museo es gratuita para el público en general.

Quinta de Bolívar Bogotá

Este lugar fue el que guardó los mejores recuerdos o parte de los acontecimientos que vivió Simón Bolívar a lo largo de sus batallas Era el lugar ideal para refugiarse después de participar en esos hechos históricos que marcaron la historia de muchas países como Venezuela y Colombia, en ese espacio se sentía muy bien protegido al estar rodeado de bellos jardines lo hacia descansar un poco más de todo lo que pasaba en ese momento.

Aquí se llegaron a celebrar las mejores fiestas para conmemorar cada una de esas batallas ganadas por la libertad, por lo que sus paredes y elementos hacen que tengan un gran valor histórico para la ciudad y el país.

A pesar de que muchas personas le hicieron cambios al recuperarla se hicieron varios hallazgos y estos dieron pie a que los arquitectos encargados en diseñar la quinta tal cual estaba pudieran tenes idea de su arquitectura, decoración, pinturas y más.

Todo esto hizo que la quinta en su fachada e interior quedara con cada uno de sus espacios como fue diseñado anteriormente, los arquitectos descubrieron que las puertas habían pasado por varias transformaciones.

Algunos salones como el de la estufa eran más amplios de lo que parecían, pero uno de sus propietarios colocó una pared para dividirla y esto hizo que se viera más pequeña por lo que cambiaron también ese diseño. Ver artículo: Museo del Tango

La idea era recuperar cada uno de esos espacios ya que de alguna manera había perdido valor histórico y al restaurarla todo el lugar podía volver a tener el valor histórico y que fuera una representación de la ciudad  hasta que lo lograron y hoy en día es un famoso museo de la ciudad de Bogotá que no pueden dejar de visitar para conocer lo que se vivió allí.

Ubicación

La Quinta de Bolívar en Bogotá la pueden encontrar en la calle número 21 4A-.30 Este en la localidad de Santafé, esta cerca de cerro de Montserrat y a la localidad La Candelaria. Las personas que lo visitan pueden disfrutar de un agradable clima dependiendo del momento en el que lo visiten ya que hay meses en que las temperaturas son muy altas o otro lapso de meses en los que las temperaturas son bajas.

Quinta de Bolívar en Santa Marta

Este es uno de los espacios en los cuales vivió el Libertador Simón Bolívar, quien luego de haber pasado por distintos acontecimientos ya se sentía agotado. Su cuerpo necesitaba descanso de un lugar en el que pudiera reposar para así tomar fuerza y seguir con sus proyectos y es por ello que un hombre llamado Joaquín de Mier le propuso que lo recibiría en su vivienda la cual era una gran hacienda  que era llamada la florida de San Pedro Alejandrino.

Esta bella hacienda iba a ser en donde se alojaría a descansar después de tantas batallas, este lugar producía miel, panela y ron a esta villa llega Simón con un semblante enfermo, flaco, sin ánimos, un hombre que no era el que se veía en sus días de grandes batallas.

Actualmente este lugar es llamado la quinta de San Pedro Alejandrino y es el lugar en donde muere el Libertador ya que sufría de tuberculosis, dicha enfermedad lo vence y es aquí en donde da su último suspiro.

La quinta es declarada Monumento Nacional Histórico y una de las casas en donde este gran personaje vivió recibe múltiples visitas de personas que quieren conocer el sitio en donde murió el defensor de muchas naciones. Aquí se pueden ver parte de los artículos que pertenecieron a este hombre, cuadros en donde resaltan su figuras, la cama en donde reposó durante sus últimos días, los jardines que pudo recorrer mientras se pudo poner de pie y muchas cosas más.

Respirar ese aire que provocaba su ilusión de recuperación y en que se iba a volver a levantar para liderar esas batallas históricas a pesar de que esto no pudo ser en cada una de sus paredes se refleja la historia que vivió ahí durante sus últimos días de vida.

Horario de entrada al museo

En las temporadas que ellos consideran bajas la atención es de 9:00 de la mañana hasta las 4:00 de la tarde, y en las temporadas altas su horario es de 9:00 de la mañana hasta las 5:30 de la tarde, días festivos como 24 y 31 de diciembre abren hasta pasado el medio día y días como los primero de enero de cada año no abren el museo.

Sus tarifas varían entre los niños menores a cinco años que no pagan boleto de entrada a los adultos que si tienen que pagar su boleto pero también depende si son visitantes nacionales es un costo único, para esos visitantes que vienen del exterior el monto a cancelar varia.

Para entrar a esta área se debe ir con una vestimenta adecuada, ya que no se permite la entrada a esas personas que van con un calzado que es inadecuado, en estado de embriagues, mojados entre otros.

Recomendaciones

Existen ciertas reglas que las personas deben cumplir al estar dentro, una de ellas es que se encuentra prohibido tomar fotos con flash en cada una de sus salas, si les da curiosidad tocar alguna de las piezas que se encuentra dentro no lo deben hacer ya que esta prohibido,  se le impide la entrada con mochilas, paquetes o otro tipo de objetos que obstaculicen el lugar, tampoco se deben ingerir alimentos o bebidas al recorrer el sitio.

Deben tener presente que si es un lugar en el que se va a distraer viendo todas las exhibiciones debe tener en cuenta que no es el lugar para correr o gritar, como es un lugar que cuenta con espacios verdes las personas no deben pisar los jardines ya que de esta manera dañan estos espacios que son cuidados por los trabajadores del lugar, para que las personas puedan observar la flora que hay allí, así que debe mantener la compostura dentro de la quinta.

La quinta de Bolívar Perú

Esta es una estructura antigua construida en el año 1818, pertenecía a Manuelita Sáenz, compañera en esos conflictos que enfrentaron y quien acompañó a Simón Bolívar durante sus últimos años y es conocida como la Libertadora del Libertador.  Este es un espacio dedicado a la memoria de su compañero que después de ser  una antigua vivienda hoy en día es un famoso restaurante en donde las personas pueden ir a disfrutar de ricas comidas y un ambiente ideal para conversar.

Aquí sus visitantes prueban una variada gastronomía nacional e internacional, en su carta presentan comidas como: anticuchos de la quinta que son pedazos de corazón de res marinados, otro es tequeñitos quinta es una masa wantán rellena de queso suele ser servida con guacamole, otros de sus platos son piqueo chicharrón, piqueo yuquitas, piqueo brochetas y más.

Distintos menús ejecutivos que hacen variar más los platos que son servidos en el restaurante, aquí también se han organizado varios eventos de música, folklore, reuniones, fiestas es un espacio que es visitado por muchas personas nacionales e internacionales que a pesar de estar convertido en un restaurante que cuenta con un bar fue una de esas villas en donde un gran personaje de la historia latinoamericana vivió parte de su vida por lo que su estructura es un gran patrimonio de la localidad.

La quinta de bolívar Pueblo libre

A cerca de este espacio se pueden hallar opiniones de las personas que han podido visitarlo, y se destaca que su público los recomienda por la atención que ofrecen, el ambiente de dicho lugar, lo consideran un lugar agradable para pasar con amigos y tomar un trago disfrutar de ricas comidas típicas del país y gastronomía de otros países que están incluidas dentro de su carta.

En el 2017 realizaron una remodelación ampliando el lugar lo que hace que obtengan más visitas diariamente. Es ambientado con buena música para el disfrute de sus visitantes gran parte de los que lo han visitado los recomiendan, aunque como ningún lugar es perfecto suelen hacer algunas quejas relacionadas restaurante, pero inmediatamente los encargados de responder a estos comentarios atienden a la solicitud. Ver artículo: Museo de Arqueología de Alta Montaña

Por lo tanto resaltan más las opiniones positivas a cerca de a quinta y no tantas con las negativas, al responder de manera inmediata a su público y solucionar los problemas que se le presenten hacen que quieran volver al restauran a pasar un rato agradable con sus seres queridos.

Quinta de Bolívar en Ecuador

Otro de los lugares que tuvo como huésped a Bolívar fue este edificio considerado patrimonio cultural, con un atractivo simbólico, para que este fuera un lugar ideal para el público del Ecuador y personas que visitaran la ciudad del extranjero, su infraestructura fue modificada para que así se pudiera abrir al publico y acondicionarla para enaltecer la memoria del hombre que también lucho por la libertad de este país.

La restauración de todo el lugar se comienza en el año 2004 y solo tardó un año concluir toda la renovación de la quinta y esta comenzaba a ser el Centro Cultural Municipal, sus administradores se vieron motivados abrir este espacio ya que consideran que bolívar fue un hombre importante de la historia del país y que además este lugar alberga en su biblioteca una colección bibliográfica de toda su vida, todas las luchas que hizo para lograr independizar a varios países.

La biblioteca tiene el nombre de una de las representantes de las batallas en ese proceso independentista de Ecuador Manuela Sáenz, un salón en que se se pueden desarrollar eventos culturales también dentro de sus espacios cuentan con salas en las que realizan exposiciones artísticas de diferentes personajes que se iniciaron en el mundo del arte en general. Ver artículo: El Museo de Arte y Artesanía de Linares

La Quinta de Bolívar en Ecuador también busca la manera de que a través de todo lo que se expone allí de las actividades que se realizan en el lugar mensualmente se pueden integrar a los niños, jóvenes, adultos y ancianos a toda esa evolución que se va dando con el pasar de los años dentro de la cultura y a nivel artístico.

Así es como poco a poco muchos de ellos pueden involucrase dentro de este movimiento y presentar actividades como las que  muestran ya que le dan la oportunidad a los pintores de exhibir sus obras.

Quinta de bolívar en otros países

En Venezuela se encuentra otro espacio dedicado a este ilustre personaje que es la quinta o la cada de Simón Bolívar, este recinto está ubicado en la ciudad de Caracas en la esquina de San Jacinto, dicho lugar es la casa natal del Libertador, dentro de este museo se encuentran pinturas que fueron elaboradas por el artista Tito Salas en donde se ve el desarrollo de varios eventos que se dieron en ese país.

Es una casa colonial en donde al entrar se observa un gran patio en todo el centro de la construcción y a su alrededor hay diferentes salas; una que fue donde nació el Libertador.

Otras donde se pueden ver sus pertenencias, la cama, vestimenta y obras que fueron hechas para exhibir toda su vida, mobiliario de la época, es uno de los lugares típicos en donde se llevan a los niños a conocer por primera vez la historia de este personaje tan importante para la independencia de Venezuela.

Al pasar por las calles en donde se encuentra esta quinta es inevitable entrar a conocer este lugar personas del interior del país así como aquellos que visitan por primera vez la capital venezolana, ya que allí narran importantes eventos históricos y fueron esas paredes en las que vivió su libertador.

En otro de los países que Bolívar ayuda a libertar se encuentra la Casa de la Libertad. Situada en Sucre, Bolivia,  fue el lugar en donde se lleva a cabo la firma del acta de la independencia del alto Perú y en la actualidad es el museo de historia con más importancia en ese país.

Dentro de este espacio se pueden ver imágenes, objetos, las figuras de los representantes históricos, varios retratos y más una de sus sales en la sala de la independencia este esta junto en frente de la entrada de la cada, aquí se firma el acta de la independencia de Bolivia, las personas pueden ver los cuadros de todos los personajes que estuvieron involucrados en lograr la libertad de la nación, su misión es conservar todo ese patrimonio histórico que albergar en el museo.

Simón bolívar, mejor conocido como «El Libertador de América» libró del yugo a un total de 6 naciones de la región Suramericana (Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú y Panamá). Por esta razón, es considerado el personaje más influyente e importante en la historia de estos países y por ende, las viviendas donde residió con ahora, lugares iconos.

(Visited 1.632 times, 1 visits today)
Categorías Colombia

Deja un comentario