Museo Interactivo Mirador, aprende todo sobre él

Como su nombre lo sugiere, El Museo Interactivo Mirador con sus siglas (MIM), es un museo interactivo ubicado en Santiago, que tiene como misión estratégica, acercar y orientar sobre la ciencia y la investigación, así como difundir las distintas manifestaciones artísticas y culturales a niños, jóvenes y adultos, por medio de una experiencia innovadora, donde los adultos se divierten como niños, y estos aprenden interactuando. ¿Suena divertido verdad? Sigue leyendo!!

 Museo Interactivo Mirador

Historia del Museo Interactivo Mirador

El Museo Interactivo Mirador (MIM) es un Centro científico, cultural y artístico de Chile. Pese a que físicamente se encuentra en la ciudad de Santiago, todos los años lleva a cabo presentaciones itinerantes, logrando trasladar sus programas relacionados con la cultura, la ciencia y la tecnología, a otras ciudades y sectores del país. (Ver artículo: Museo Interactivo de Economía).

El Museo Interactivo Mirador, está adscrito a una fundación denominada Tiempos Nuevos, como parte de la Red de Fundaciones de la Presidencia, bajo la gestión de la Primera Dama del país de entonces Cecilia Morel Montes. Cuenta con una edificación moderna del siglo XX con 7000 m2, con una estructura de acero, hormigón, madera de mañío, vidrio y cobre.

Se ubica en el Parque República de Brasil en la comunidad denominada La Granja, conformando un conjunto especialmente atractivo, actual y muy pertinente para la expansión familiar. En enero de 2018 abrió sus puertas una extensión del Museo Interactivo Mirador, que consta del Edificio Túnel Universo, conformado por una de las muestras de astronomía más significativas del planeta, con 700 m2. de exhibición, y más de 40 módulos interactivos, únicos en su tipo.

La Fundación Tiempos Nuevos, nació en 1995, la iniciativa de la esposa del Primer mandatario Nacional, bajo la premisa de servir de plataforma promocionar y desarrollar el campo investigativo y difundir las diversas corrientes del arte y la cultura, y cuyo marco fue ideado el primer museo interactivo de acercamiento a la ciencia del país, es decir el Museo Interactivo Mirador (MIM).

En tanto, el Museo propiamente, se inaugura el 4 de marzo de 2000, bajo el mandato del presidente Eduardo Frei Ruiz, y desde entonces se ha convertido en un referente de museos para niños y jóvenes de toda América Latina.  Este museo en 2011, recibió la visita de la primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama en compañía de sus hijas Malia y Sasha, durante la visita oficial a Chile del presidente estadounidense Barack Obama.

Distribución de espacios 

El Museo Interactivo Mirador, ofrece espacios para todo tipo de actividades, cuenta con un parque de 11 hectáreas con amplias áreas para picnic y juegos, casino; dispone de una cafetería y 500 mts de estacionamientos. El diseño arquitectónico y las instalaciones de servicios, oficinas, Túnel del Tiempo y restaurantes, se diseñaron bajo la mirada del arquitecto Gonzalo Mardones Viviani, ganador del concurso de arquitectura convocado por la Fundación Tiempos Nuevos.

 Museo Interactivo Mirador

En tanto, la estructura central del Museo Interactivo Mirador, dispone de amplias áreas de construcción, cerca de 7000 m2, que interactúa de forma armoniosa con distintos materiales, como el mortero, la madera, el vidrio y el cobre de todo su techo. En uno los bordes está el edificio Túnel del Tiempo. Cuenta además con unos 300 módulos interactivos que invitan a experimentar fenómenos científicos y a interesarse por descubrir y aprender.

Su recorrido por el Museo Interactivo Mirador, no tiene una fija o única, se va mostrando cómo en un entramado hasta aparecer como un todo de gran magnitud. Este diseño fue ideado por el arquitecto Juan Baixas, quien en el año 2000, se honró con el reconocimiento al mejor plan de arquitectura en la Bienal de Arquitectura de Chile y, en 2005 obtuvo una distinción especial en la Bienal Iberoamericana de Quito, Ecuador. El Taller del Museo es un diseño del arquitecto Martín Hurtado.

Salas del Museo Interactivo Mirador

El Museo Interactivo Mirador, es un gran centro que ofrece diferentes y divertidos temas, como: fluidos, tierra, luz, arte y ciencia, nutrición y vida, electromagnetismo, minería, percepción y muchas más. Es un lugar donde los niños y los no tan niños, descubren, se impresionan, juegan y aprenden mientras lo hacen, para ello dispone de una amplia variedad de salas, en total son 17 salas, como son:

Museo Interactivo Mirador

  • Ciudadela.
  • Mecanismos.
  • Fluidos.
  • Neurozona.
  • Luz.
  • Energía.
  • Robótica.
  • Percepción.
  • Genes.
  • Espacio de la Innovación.
  • Electromagnetismo.
  • Minería.
  • Cine 3D.
  • Ponte a Prueba.
  • Tierra.
  • Túnel Universo.
  • Nutrición y Vida

El Museo Interactivo Mirador, presta una esmerada atención a sus ofertas expositivas normales, por lo que siempre cuenta con actividades de estreno. La idea es abordar cada temática a través de juegos y talleres que abarcan áreas naturales y científicas, como por ejemplo, los eclipses, el poder de los imanes y otros fenómenos llamativos relacionados con la luz. La idea es sorprender a los visitantes mediante distintos experimentos científicos, ideales para vivir en familia o con los compañeros del colegio. (Ver artículo: Papalote Museo del Niño).

museo interactivo mirador

Los programas del museo son parte de su muestra cotidiana, se renuevan cada seis meses y buscan acercar distintas temáticas vinculadas a la ciencia o la tecnología a las familias y estudiantes, mediante experiencias relativas a diversos fenómenos del mundo que nos rodea. Se realizan actividades como el día en que el Sol se esconde, en él los visitantes podrán conocer más sobre los eclipses, además de las claves para observarlos en forma segura.

También aprenderán a realizar su propio “visor de eclipses”, con materiales sencillos y con el fin de apreciar en forma entretenida y memorable los próximos eventos astronómicos de este tipo en Chile, son el 2 de julio de 2019 y el 14 de diciembre de 2020. En la actividad “Fuerzas invisibles, el poder de los imanes”,  podrán experimenta con imanes y descubrir cómo es que han hecho posible el desarrollo de mucha tecnología moderna, incluyendo la electricidad. (Ver artículo: Museo de la Luz).

Además, se llevan a cabo interesantes actividades los fines de semana sobre la ciencia, por medio de su programa “ciencia resplandeciente”, donde se formulan interrogantes tales ¿cómo iluminar sin electricidad?, donde se abordarán muchas formas de generar luz, incluso aquellas que no necesitan de fuego, pilas o electricidad. Se podrán experimentar con algunas sustancias creadas por el hombre, para imitar mecanismos fluorescentes de la naturaleza y mezclar diferentes elementos químicos que emitan luces de colores.

Actividades

Para ir al Museo Interactivo Mirador, se debe tener disposición de tiempo, para disfrutar cada actividad, dentro de las cuales están:

Sala Neurozona: es un área de 250 m2, con 19 módulos interactivos que pretende responder básicamente ¿cómo se aprende?, desde la perspectiva de la neurociencia y por medio de las tres claves de su Modelo Educativo, es decir, lúdico, interactivo y de exploración autónoma.

De la misma forma que las otras salas del museo, esta actividad pretende crear experiencias de aprendizaje únicas para niños, niñas y jóvenes, que desarrollen su curiosidad por lo que los rodea, mostrando la ciencia e incentivando la generación de interrogantes. Así, por ejemplo, los visitantes se enfrentarán a interrogantes: ¿Se puede anticipar a situaciones futuras? ,¿Cómo la curiosidad motiva a explorar?, ¿Cómo la memoria ayuda a aprender? y ¿Cómo controlar la atención?, entre otras.

Entre los módulos que se hallan en la sala sobresalen el “Anti Taca”, un curioso taca-taca que reta al cerebro para aprender rápidamente, es una novedosa manera de jugar; “Cuestión de suerte”, un tragamonedas muy especial para experimentar cómo responder frente a las recompensas; o “A prueba de todo”, donde se explora el rol del sistema límbico y experimentar con el miedo, para promover conductas de supervivencia.

museo interactivo mirador

El nuevo espacio fue creado y diseñado durante dos años por un equipo multidisciplinario del museo, en conjunto con la asesoría científica del Instituto de Neurociencia Biomédica (BNI). Esta institución brindó apoyo durante 2 años, en la elaboración de contenidos científicos de Neurozona, así como en la manera de abordarlos, con el objetivo que el público logre comprender los diferentes procesos relacionados con la actividad neuronal.

Allí se desafían los sentidos, la memoria y la curiosidad, con experimentos de fenómenos científicos que están en cada uno de los módulos de aprendizaje, para descubrir las propiedades, funcionamiento y evolución del sistema nervioso de animales y seres humanos. (Ver artículo: Universum Museo).

Sala Ciudadela:  destaca un taca taca que funciona al revés, un curioso teléfono o un intrigante tragamonedas que refiere el sistema de recompensas, son algunos de los módulos que desafiaron el cerebro en esta sala. Es ideal para pequeños menores de 8 años, ya que esta área está hecha a su medida, para  satisfacer su natural curiosidad y deseos de tocar e interactuar con los elementos.

Allí los pequeños pueden explorar y descubrir el mundo que los rodea con materiales especialmente pensados para ellos, como imanes, lupas o espejos que distorsionan la imagen, acercándose así a diversos fenómenos científicos. Se divide en los sectores, Óptica, Micro Explorador, Música, Imprenta y Explora MIM Mundo, este último pensado para menores de 5 años.

Museo Interactivo Mirador

Sala Mecanismos: en este sitio puede conocer las distintas formas y elementos para transmitir fuerza y movimiento. En ella se pueden encontrar los contenidos necesarios para abordar los proyectos mecánicos de Tecnología, organizados en seis bloques: Máquinas, Operadores, Mecanismos, Organización, Ejercicios e Imprenta.

Con las máquinas y mecanismos, también se podrá desarrollar la curiosidad de los pequeños en temas como: máquinas, palancas, poleas, maquinas simples y mecanismos. Cada una de las presentaciones son animadas. Hay fotografías reales de sistemas mecánicos en los cuales se utilizan engranajes para transmitir fuerza y el movimiento.

Se encuentran allí, 46 instrumentos científicos de valor histórico pertenecientes a las áreas de mecánica y mecánica de fluidos. Se presenta una aplicación donde se puede interactuar con la Máquina de Betancourt, donde se muestra una serie de mecanismos perfectamente sincronizados, y que permiten un desarrollo no solo manual, sino también el desarrollo cognitivo.

museo interactivo mirador

Sala de fluidos: allí se podrá experimentar con las burbujas gigantes y envolventes que hacen de este un espacio mágico y sutil, un espacio para gozar y a compartir, además de vivir una experiencia única e inolvidable. En los módulos de esta sala, más aquellos que componen la zona de burbujas, se puede experimentar con algunos conceptos como la velocidad del viento, y las diferencias de presión; o la disminución de la tensión superficial y su relación con la formación de burbujas y pompa.

Sala la Luz: en esta sala se descubrirán los misterios que envuelven los colores, así como experimentar con las propiedades de la luz, dirigiendo la curiosidad sobre el comportamiento  de las distintas superficies pulidas, lisas, semitransparentes o transparentes. Verán un láser, o incluso podrán interactuar con combinaciones de colores y conocer el espectro visible humano, generando preguntas esenciales sobre estos fenómenos naturales.

Sala Energía:  cuenta con sus 14 áreas interactivas, donde se atrae al visitante a experimentar e introducirse en el mundo de las Energías Renovables y No Renovables, verán que el viento, el sol o el carbón, son parte importante de la muestra de la sala. Los módulos destacan por su innovadora presentación en torno a las distintas formas de generar electricidad y cómo nuestro planeta proporciona las herramientas para producirla.

Museo Interactivo Mirador

Además se descubrirá de forma curiosa, que existen muchas formas de crear energía, así como observar cómo el propio planeta entrega las herramientas para producirla. Así como el sol y el viento, ayudan al ser humano, cómo ayudar al medioambiente y continuar disfrutando del planeta.

Tiene esta sala una variedad de formas y fuentes de energía, atrayendo a la experiencia y reflexión en cuanto a la relevancia de la energía, al tiempo que introduce al niño, en el mundo de las energías renovables. Los pequeños experimentan con estas fuerzas y las formas de generarla, gracias a todas las posibilidades que ofrecen nuestro planeta y también el sol.

Sala Robótica: el Museo Interactivo Mirador, ideal para centros educativos y sus actividades conexas, como también para el grupo familiar para entretenerse. Ofrece para ello una amplia variedad de juegos que permiten conocer leyes de la física, matemática entre otros, y de una forma amena y comprensible para todos, sin requerir de una base anterior que permite el aprendizaje.

En esta sala se desarrolla una actividad práctica para que los  participantes logren programar el robot, enfatizando que la vivencia además de teórica e interactiva, estimule la capacidad de respuesta de los desafíos asignados y la autonomía de los participantes. El objetivo es llevar la noción del pensamiento lógico, y la programación, así como desarrollar algunas destrezas numéricas, ya que tendrán que calcular las distancias y ángulos para que el robot ejecute la tarea requerida.

museo interactivo mirador

Sala Percepción: mediante la observación y escuchando detenidamente, se percibirán reacciones sorprendentes que invitan a conocer más y mejor el entorno y la forma en que se percibe. Es una experiencia enriquecedora respetando los turnos y el espacio de todas las visitas.

Además se desentrañan los misterios de los colores y experimentaran con las propiedades de la luz, encauzando la curiosidad sobre el comportamiento sobre diferentes superficies pulidas, lisas, semitransparentes o transparentes. Se verá un láser, o incluso, podrán interactuar con combinaciones de colores y conocer el espectro visible humano, generando preguntas esenciales sobre estos fenómenos naturales.

Sala Genes: el Museo Interactivo Mirador, también ofrece en esta área la posibilidad de experimentar con los genes y el ADN. En esta sala los asistentes pueden verificar a través de un “espejo genético”, que funde sus rostros con las de otras especies para nada iguales o distintas a estos, determinado el porcentaje de similitud tienen sus genomas; y de seguro se sorprenderán con el resultado.

También  se puede llevar a cabo un viaje hacia a lo profundo de los tejidos del cuerpo humano, para adentrarse hasta propio núcleo de las células, se puede observar el ADN en forma de cromosomas. En el “Celulatorio” deberán tocar con las manos del participante, la semiesfera que representa un núcleo celular y mediante la combinación de cuatro botones podrá activar distintos tipos celulares que conforman nuestro cuerpo.

En otra vivencia similar, se permite descubrir alguna incógnita  oculta en una mesa con una lupas especiales, por medio de las cuales deben mirar las cadenas de ADN, y hallar las señales que lo conduzcan a resolver el misterio; lo que permite reflexionar sobre cómo influye el ADN en las características de un ser vivo.

Finalmente, en otro de los nuevos módulos de “Genes”, tiene la oportunidad de experimentar originando para ello, otras especies, a través de una pantalla, un teclado y una esfera trackball; verificando que el orden de las órdenes que entrega el ADN es fundamental para definir las características de un ser vivo.

musep interactivo mirador

Espacio de la Innovación:  se desarrolla por medio del Programa llamado Explora de CONICYT, con lo que el Museo Interactivo Mirador, pretende estimular el pensamiento crítico en los escolares: cuenta con ocho actividades, treinta y dos folios y cuarenta y cinco ilustraciones de colección, además de tutoriales y guías de apoyo. Más de 100 mil ejemplares serán distribuidos a estos visitantes durante su permanencia en esta emocionante sala.

Es una zona permanente donde alumnos juntos a sus profesores mostrarán proyectos innovadores, de impacto científico, tecnológico y social. El Programa Los Creadores», de la Fundación Kodea: “Creando Reinas”, donde se pretende ayudar a los apicultores a generar nuevas colmenas mediante una incubadora de abejas reinas. La otra “Aprendiendo con la realidad virtual”, permite aprender sobre el cuerpo humano mediante modelos 3D.

Sala Electromagnetismo: en esta sala se documentan  y descubren el mundo de la energía eléctrica así como el electromagnetismo, atravesarán la historia de los átomos, moléculas etc. y con los aparatos que cuenta esta sala, cada información que se les proporciona, se podrá sentir y experimentar como algo real.

museo interactivo mirador

Durante varios años los fenómenos de electricidad y el magnetismo atravesaron los carriles separados de la ciencia, no obstante, cuando el hombre fue capaz de entender la verdadera naturaleza del electromagnetismo, conlleva a una revolución tecnológica que sigue hasta hoy. De tal forma, que así los visitantes podrán experimentar con corrientes eléctricas, polarización, campos magnéticos y la generación de electricidad, con el simple movimiento de imanes.

Sala Minería: es también un área para interactuar con los distintos elementos de la sala, se pretende acercar y difundir esta actividad económica, pero de forma entretenida a los más pequeños. La sala minera del Museo Interactivo Mirador, cuenta con una sección que describe interactivamente los distintos procesos de producción del cobre, desde la etapa de explotación del mineral hasta su fundición.

También existe una línea de tiempo, que retrata los hitos principales de la minería en Chile, período que comprende entre el hombre del cobre y la minería actual. Además, se diseño un área que ofrece la seguridad minera, recreada por medio de tres maniquíes con la indumentaria de trabajadores que se desempeñan en una mina a rajo abierto, subterránea y fundición respectivamente. En dicha sección, el visitante se puede ver vestido de minero en cualquiera de estas tres opciones.

museo interactivo mirador

Sala Cine 3D: el cine 3D del Museo Interactivo Mirador, pretende llevar a cabo y/o lograr la sensación de profundidad, replicando en sus modos de filmación y proyección el sistema de visión estereoscópica humano. De tal manera que se percibe como estar inmerso en la película, al punto que se siente casi involuntariamente la mano para tocar la pantalla y coger algún elemento de la película.

La sala de Cine 3D del museo, dispone de una amplia parrilla contentiva de 5 proyecciones,  que se colocan de forma rotativa y que desarrollan variados temas de la ciencia y la vida del ser humano: “Agua”, «Electronia», “Tu cerebro, una maravilla en acción”, “Time Treck 2.0”, y “Región Metropolitana, a ojo de pájaro”.

Sala Ponte a Prueba: en esta sala se pone a prueba la coordinación y precisión del sistema muscular, poniéndose a prueba, invitando a utilizar los reflejos inconscientes y a perfeccionar el propio control muscular. Se presenta un conjunto de módulos donde es posible probar las habilidades motoras a través del juego, la repetición, el ensayo y el error, mostrando que es posible mejorar las propias marcas.

También se pone a prueba, los movimientos voluntarios de las personas, los que se conocen como motricidad, son ordenados por el cerebro y coordinados por la corteza que que halla en el cerebro, y son al igual que el aprendizaje cognitivo, posible de ser mejorados por medio del ensayo. De esta forma, por medio de la repetición y el entrenamiento se pueden transformar las habilidades innatas en destrezas.

Museo Interactivo Mirador

Sala Tierra: en esta sala se podrá penetrar al mismo centro de la tierra, y vivir los diversos fenómenos que trae la naturaleza como si de verdad se estuvieran llevando a cabo. Este programa refuerza que tanto los tsunamis como los sismos son eventos en los que, más allá de todo, se debe mantener la calma, y aunque los simuladores parecen reales, en el Museo Interactivo Mirador, todo está dispuesto para proporcionar la mejor experiencia.

Se denota la importancia del movimiento interno que se produce en el planeta, así como sus consecuencias para los seres  humanos como el hilo conductor de esta sala, que invita a plantearse muchas preguntas sobre geología. A través de sus módulos es posible conocer el centro de la Tierra desde una dimensión sensorial, vivir un sismo de magnitud 8.0 en la escala de Richter en un simulador de terremotos. Conocer cómo era Chile hace millones de años o incluso generar un tsunami.

Sala Túnel Universo: es un área cotidiana del Museo Interactivo Mirador, para que interactúen los visitantes de todas las edades y logren experiencias educativas importantes, relacionadas con la astronomía, y así motivar al participante a formularse preguntas sobre esta área de la ciencia, cada vez más importante para el país.

La sala cuenta con 40 módulos interactivos dispuestos en dos niveles, para cubrir distintos tipos de interacciones: análogas, corporales, digitales e inmersivas. Dado lo amplio de la temática astronómica se buscó una estrategia museográfica que diera cuenta de esta amplitud sin perder una coherencia temática.

 Museo Interactivo Mirador

El primer nivel aborda los conceptos en torno a cuatro zonas que permanentemente incrementan de escala como: el Sistema Solar, las estrellas, las galaxias, y el Universo temprano. Y el segundo nivel, en tanto, trata la observación del espacio, destacando las ventajas del territorio de Chile como lugar privilegiado para la exploración y la forma en que la luz es usada por la astronomía como herramienta de estudio.

Sala Nutrición y Vida: aquí se pueden obtener algunos tips para cambiar en los hábitos alimenticios y fomentar actos que podemos relacionar con los efectos de los ejercicios activos para nuestro sano organismo. Se relacionarán con algunos aspectos determinantes de la energía para moverse y cumplir las funciones vitales para lograr el desarrollo del ser humano, como la nutrición requerida y una vida saludable.

Sus módulos permiten aproximarse a los misterios de las proteínas, los hidratos de carbono, las grasas y las calorías. Además de la propuesta de prácticas deportivas y de coordinación de los movimientos, mantener el equilibrio, realizar una estimación de la fuerza y el ángulo en que esta se debe aplicar. El entrenamiento constante de algún deporte mejora el desempeño en la disciplina y los buenos hábitos para una vida sana. Amplía esta información conociendo los beneficios que puedes obtener de la actividad física.

Ubicación 

El Museo Interactivo Mirador de Chile, es un espacio para interrelacionarse con la ciencia, la cultura y la tecnología de forma amena y divertida. Se encuentra ubicado en la ciudad de Santiago, sin embargo cada año se traslada a distintas ciudades del país para llevar sus programas a estos lugares del País.

Su sede está en la Avenida Punta Arenas 6711, sector La Granja, Región Metropolitana, Chile. Puede llegar en Metro, en auto particular, en bus colectivo, a pie o en Transantiago. El museo queda un poco alejado del centro, en el Parque Brasil de La Granja, pero no es difícil llegar. Cualquiera de las opciones que tome es adecuada, sin embargo dejamos algunos tips para facilitar la llegada al museo.

Cómo llegar

En Metro: estación Mirador, línea 5, color verde. El trayecto desde Baquedano demora unos 20 minutos. Luego allí, salir de la estación y tomar la calle Mirador Azul, vereda norte, contigua al Mall Florida Center.

En ese lugar puede tomar los buses 385 y E05 Transantiago o el colectivo 9001. Ambos le dejarán en la entrada Sebastopol del Museo Interactivo Mirador. Una vez en el paradero, ingresar al MIM y caminar unos 400 metros. En el otro acceso Punta Arenas se encuentran las boleterías, pagar e ingresar al museo.

museo interactivo mirador

En vehículo: hay sitio para aparcar con entradas desde Sebastopol y Punta Arenas, se recomienda entrar por Punta Arenas porque está cerca de las boleterías y del museo mismo. Una posible ruta desde el centro de Santiago, sería replicar el trayecto del metro en el auto. Siguiendo por la Avenida Vicuña Mackenna hacia el sur, y después de Departamental viene una bifurcación no muy señalizada.

Esa calle es Punta Arenas, tomarla y continuar directo. Yendo desde el norte es más fácil poder hacer el viraje para acceder al estacionamiento, pues Punta Arenas es una calle que tiene circulación en dos sentidos, pero solo tiene una pista por lado.

Horario y Costo

La entrada al Museo Interactivo Mirador, está pautada oficialmente para los días martes a domingos, de 09:30 a 18:30 horas; sin embargo este pudiera variar eventualmente por épocas de temporadas o actividades especiales, por lo que se sugiere consultar su página web.

Costo: adultos mayores de 12 años:  $3.900
Adulto mayor  mayores de 60 años: $2.700
Niños menores de 12 años: $2.700
Estudiante con pase escolar: $2.700
Docentes, con grupos de niños: $1.300
Las entradas dan derecho a visitar el museo por una jornada completa. En día miércoles todos estos precios se reducen a la MITAD. En algunos casos especiales también se dan promociones por varios días, tal como cerca de Año Nuevo.

Museo Interactivo Mirador

(Visited 508 times, 1 visits today)
Categorías Chile

Deja un comentario