Descubra todo lo relacionado al Museo Magritte

Caracterizado por albergar la colección más grande del mundo del artista René Magritte, el Museo Magritte es hoy en día uno de los recintos culturales de mayor receptividad en la ciudad de Bruselas. Se trata de un espacio ideal donde podrás conocer más sobre la vida y obra de este flamante personaje. Descubre más de su historia y características en el siguiente artículo.

Centro Magritte

Museo Magritte

Hoy nos corresponde hacer un interesante viaje por uno de los museos más importantes ubicados en Bruselas. Se trata del Museo Magritte, una de las instituciones culturales de mayor reconocimiento en Bélgica y caracterizada por resaltar el trabajo de uno de los artistas surrealista belga más extraordinario de todos los tiempos como lo es René Magritte. Se podría decir que es uno de los museos constitutivos de los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica.

Cada año las instalaciones del Museo Magritte son visitadas por un alto número de personas de diferentes partes del mundo, especialmente por belgas que se sienten atraídos por la obra de René Magritte. El recinto cultura abrió sus puertas por primera vez el 30 de mayo del año 2009 en la ciudad de Bruselas. Su sede se encuentra situada hoy en día en el Hotel Altenloh, de estilo neoclásico de cinco niveles.

Se trata de un edificio de cinco pisos que se sitúa específicamente en la Place Royale y dentro de sus instalaciones las personas tienen la oportunidad de disfrutar de aproximadamente unas 200 obras, dibujos y esculturas originales de la autoría del artista René Magritte, personaje a quien el museo debe su nombre actual. Entre algunas de las obras más significativas que podemos encontrar en este lugar están: The Return, Scheherazade y The Empire of Lights.

El Museo Magritte posee hoy en día un alto respaldo popular de muchas personas alrededor del mundo y constituye uno de los espacios con la mayor cantidad de obras originales creadas por el influyente personaje René Magritte. El recinto está considerado hoy en día como el mayor archivo de Magritte en todo el mundo y la mayor parte del trabajo proviene directamente de la colección de la viuda del artista, Georgette Magritte.

Centro Magritte

En el interior del Museo Magritte en Bruselas también tendremos la oportunidad de observar algunos de los más extraordinarios experimentos realizados por el artista René Magritte con fotografías a partir del año 1920, además de los cortometrajes surrealistas que realizó a partir de 1956. Todos estos aspectos hacen del Museo Magritte una excelente alternativa para ser visitado en familia, especialmente para quienes son amantes del arte y la cultura.

En pocas palabras se podría decir que el Museo Magritte es uno de los más grandes homenajes que se le pudo haber realizado a la vida de uno de los artistas belgas de mayor importancia y trayectoria de todos los tiempos como lo fue René Magritte. En sus áreas los visitantes pueden observar más de 250 obras las cuales reflejan la evolución artística de Magritte, convirtiéndose en el museo que alberga la colección más grande de uno de los mejores artistas belgas del siglo XX.

Una de las grandes ventajas con las que cuenta el Museo Magritte en Bruselas es su privilegiada ubicación, lo que hace que cada año llegan cientos de visitantes a sus instalaciones. El museo está específicamente en la Plaza Real, cercano a los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, lo que hace aún más atractiva esta zona turística del país. (Ver artículo: Casa de la Independencia)

Historia del Museo Magritte

Es momento de conocer brevemente un poco más sobre la interesante historia de uno de los recintos culturales y artísticos más importantes de Bruselas como lo es el Museo Magritte. Es cierto que este museo lleva poco más de cinco años que abrió sus puertas al público general, sin embargo, eso no ha sido impedimento para que la institución se convierta en uno de los museos de mayor referencia en Bruselas y eso es debido principalmente a la exclusiva colección de obras.

La importancia de su colección y su exhaustivo recorrido hacen del Museo Magritte una verdadera tentación para propios y visitantes. El lugar nos permite conocer de primera mano toda la vida y obra de uno de los más célebres artistas belgas como lo fue el surrealista René Magritte. Pero ¿Cuándo y cómo surgió la necesidad de crear un museo en honor a este destacado personaje?

El Museo Magritte abrió sus puertas al público por primera vez en el año 2009, específicamente el 30 de mayo y desde entonces se ha convertido en uno de los más atractivos lugares culturales con los que posee la ciudad de Bruselas en Bélgica. Su apertura surgió como una iniciativa de promover y resaltar lo más destacado de la vida artística de René Magritte, uno de los más influyentes artistas del país.

Su fundación fue una de las más emocionantes noticias para los amantes del arte y obra de René Magritte quienes encontraron en el recinto un espacio para disfrutar de su vida y obra. La ciudad de Bruselas abrió el museo contando con la mayor parte de la obra de René, un espacio donde además se le rinde culto a su talento. Se ubica en el centro de la ciudad, en las cercanías del Palacio Real.

La sede del Museo Magritte se situó en las instalaciones de un antiguo palacio al estilo neoclásico a finales del siglo XVIII, específicamente en las instalaciones del Hotel Altenloh. Sufrió ciertas modificaciones hasta convertirse en el atractivo edificio que es ahora, compuesto por 2.500 metros organizados e tres plantas y donde se guardan más de 200 obras originales de René Magritte, la colección más grande del mundo dedicada a este artista belga.

Centro Magritte

Desde el primer momento de su creación hasta nuestros días el Museo Magritte se ha convertido en uno de los más emblemáticos espacios entre los amantes del surrealismo, no solo para los habitantes de Bruselas sino para todo el continente europeo. Para quienes le apasiona la vida de René Magritte también pueden visitar el museo René Magritte, otro espacio dedicado a resaltar lo mejor de su obra. Se trata de un museo ubicado en la casa donde vivió el artista. (Ver artículo: Museo de Arte Sacro)

Interior del Museo Magritte

En esta parte de nuestro artículo vamos a conocer un poco más sobre las maravillas arquitectónicas y aspectos de diseños con los que cuenta el hermoso edificio donde se encuentra ubicada la sede principal del Museo Magritte, una de las instituciones de más reciente creación en Bruselas pero que ha logrado conquistar los corazones de todos los amantes del arte, especialmente aquellos seguidores del trabajo del reconocido artista René Magritte, personaje protagonista del museo.

Lo primero que podemos destacar es la impresionante fachada del Museo Magritte la cual presenta un marcado estilo neoclásico del siglo XVIII, siendo un gran contrapunto con las obras surrealistas que podemos observar en el interior de las instalaciones del museo, una institución que expone más de 250 obras de un total de dos mil que pintó René Magritte a lo largo de toda su trayectoria como artista belga.

El edificio sede del Museo Magritte se encuentra organizada en tres plantas principales y en cada una de ellas los visitantes pueden conectarse de una manera especial con la vida y obra del artista René Magritte. En cada planta del museo se tocan temas diferentes pero todos relacionados con el trabajo de Magritte. Cada una de las tres plantas del museo está dedicada a un periodo distinto de la vida del artista.

Centro Magritte

El Museo Magritte tiene la particularidad de que su recorrido se comienza de arriba hacia abajo, es decir, las personas deberán primero conocer el tercer piso y luego ir bajando hasta llegar a la planta baja del edificio, algo que hace aún más atractivo e interesante el recorrido por las instalaciones del recinto cultural. Cuando comencemos el recorrido por la tercera planta, podemos observar cómo fueron los comienzos del artista René Magritte.

La tercera planta del Museo Magritte es una de las más especiales y significativas con las que podemos encontrarnos en este mágico lugar. En ella tendremos la oportunidad de conocer bien de cerca los comienzos del trabajo de René Magritte. Se trata de una época de aprendizaje en la que prueba diferentes estilos como el expresionismo, pop-art y hasta el arte conceptual el cual era bastante característico en la obra de este influyente artista.

Luego de terminar nuestro recorrido por la tercera planta del museo nos corresponde bajar al segundo piso del edificio, un área que también resulta atractiva para los amantes del arte. En este espacio se exponen las obras del periodo menos conocido del artista, por lo que podemos observar los más exclusivos trabajos realizados por el belga. Se trata en su mayoría de obras que elaboró Magritte en Bruselas durante la guerra.

El recorrido por las instalaciones del Museo Magritte lo vamos a finalizar, como cosa rara, en el primer piso del edificio. En esta área se exponen sus obras más conocidas e influyentes de toda su vida, entre ellas, la “Sherezade” o el “Imperio de la Luz”, trabajos que siguen llamando la atención de cientos de personas alrededor del mundo y que reflejan el gran esfuerzo y dedicación que le inyectaba René Magritte a sus diferentes obras.

Centro Magritte

A pesar de su corta vida, el Museo Magritte se ha consolidado en los últimos años como uno de los principales atractivos turísticos de la capital europea, sin embargo para otro sector no se considera como una oferta cautivadora, más allá de su privilegiada ubicación en la Plaza Real. El lugar es altamente recomendado para ser visitados por los amantes y seguidores del arte surrealista, especialmente por los apasionados de las obras de René Magritte. (Ver artículo: Museo del Barro)

Obras del Museo Magritte

Una de las principales características que hacen atractivo el Museo Magritte es que se trata del recinto cultural que alberga la colección más importante del influyente y célebre artista René Magritte, considerado por demás como uno de los artistas belgas más reconocidos del siglo XX y convertido en un gran referente mundial en cuanto al arte surrealista se refiere. Conozcamos en esta parte de nuestro artículo algunas de las más importantes obras encontradas dentro del Museo Magritte.

El Museo Magritte, situado en la Plaza Real en el pleno centro de la ciudad de Bruselas, expone en la actualidad más de 250 obras del artista René Magritte, las cuales se encuentran distribuidas a lo largo de los 2.500 metros cuadrados de superficie con los que cuenta este atractivo recinto. La colección del museo está integrada, entre otras cosas, por hermosos óleos, dibujos, esculturas y objetos pintados, gouaches, fotografías, publicidad y hasta películas, todas de la autoría de René Magritte.

Es importante destacar que muchas de las obras que actualmente se encuentran expuestas en el Museo Magritte de Bruselas fueron adquiridas al museo de Bellas Artes de Bélgica, sin embargo algunas de ellas también proviene de colecciones privadas. Lo cierto en todo caso es que el museo atrae a cientos de turistas cada año por guardar en sus instalaciones la mayor colección de obras originales del influyente artista René Magritte.

Centro Magritte

Las obras de René Magritte están caracterizadas por reflejar aspectos del movimiento artístico conocido como el surrealismo, un movimiento que surgió a principios del siglo XX y que se manifestó en muchos países del mundo, principalmente en Estados Unidos, Londres, España, Francia y Bélgica. Una de las grandes figuras belga en este tipo de movimiento artístico fue precisamente René Magritte.

La mayoría de las obras que encontramos dentro del Museo Magritte reflejan temáticas relacionadas con el mundo de los sueños o la asociación de ideas, del tipo figurativo. Una gran parte de los cuadros del museo destacan por tener imágenes ambiguas destinadas a la libre interpretación del espectador. Una de sus más significativas obras dentro del museo es “Maestro de escuela” donde se observa a un hombre de espaldas con un sombrero de bombín.

“El hijo del hombre” también forma parte de la lista de obras más importantes del Museo Magritte. Representa otra variante del hombre del bombín y en esta tampoco se le ve el rostro al personaje. “Los Valores personales” es otra de las obras más significativas de René Magritte, se trata de un homenaje a nuestros objetos de uso cotidiano, como los usamos y cómo se mezclan en nuestras vidas.

Centro Magritte

“El seductor” por su parte también es una obra llamativa dentro de las instalaciones del Museo Magritte. Este trabajo nos seduce al mar, el poder navegar y hace que el visitante se confunda en mirar al horizonte y no saber que hay más allá. Aquí existe una extraña mezcla entre lo que es y lo que no es, lo que es real o imaginario. Otras obras importantes del museo son:

  • El incendio
  • La elipse
  • El imperio de las luces
(Visited 158 times, 1 visits today)
Categorías Bélgica

Deja un comentario