Descubra todo y más sobre el Museo Groeninge

El Museo Groeninge, (Groeningemuseum), es conocido por sus obras de la Escuela de Brujas, contiene una vasta colección de Arte tan antigua como las paredes que la soportan. Guarda en su seno 6 siglos de historia sobre la pintura flamenca belga, denominada también Flamenca Primitiva. Te sorprenderá su historia y sus obras. Sigue leyendo!!

Museo Groeninge

Historia del Museo Groeninge

El Museo Groeninge o Museo Municipal de Brujas, de escuela pasó a Museo, esto debido a que funciona en la antigua sede de dibujo instituida en 1916. Su patrimonio se conformó por obras colocadas por diversos autores en calidad de donación, y de forma progresiva fue creciendo durante todo el siglo XIX.

El Museo de Groeninge, está ubicada en la ciudad de Bélgica, todavía se puede evocar en sus espacios épocas pasadas  como flotando en el tiempo, en sus canales y callejuelas se respira aún el esplendor de la Edad Media que se vivió en el lugar. Cuenta con unos hermosos jardines y bellos parajes acuáticos que embellecen aún más el lugar.

El tamaño del edificio donde se ubica el Museo Groeninge, no son para nada muy amplias, proporcionando al visitante un paseo cómodo a través de las salas del Museo Groeninge que competen a las distintas etapas representativas de estas. La infraestructura se mejoró y amplió en 1994. Sin embargo, su tamaño y espacios siguen siendo algo compactas y/o reducidas para la colección del museo, razón por la cual, las obras expuestas se vayan rotando.

La ciudad de Brujas en Bélgica una de las ciudades más turísticas de Europa, perteneciente al Viejo Continente, de canales idílicos, monumentos arquitectónicos impresionantes de rasgos medievales,  legado de un rico pasado; esta hermosa localidad tiene la fortuna de albergar al Museo Groeninge, o Museo Municipal  Comunal de Bellas Artes. Esta bella ciudad también es conocida como la Venecia de los países bajos. (Ver artículo: Atomium).

Museo Groeninge

El Museo Groeninge , de robusta infraestructura de sólidas puertas están llenas de misterios y leyendas, su ciudad se conoce como Brujas, cuya fábula señala que allí las Brujas bordaban entre chocolates y viejos tejidos, en torno a las cuales se tejieron misteriosos cuentos, que pronto se extendieron a todo el pueblo Belga.  

De hecho dentro de la cultura social de Brujas, prevalece el arte del encaje, que sigue presente en la ciudad, cautiva a los visitantes, que pueden observar en la calle y frente a las tiendas el minucioso y delicado trabajo de las tejedoras; al igual que la chocolaterías de Brujas, famosas y más locales en esta ciudad, son verdaderas boutiques de confección del chocolate.

El Museo Groeninge ofrece una cuidadosa y amplio disfrute de arte de 6 siglos de la antigua pintura flamenca y belga, la cual va desde Jan van Eyck hasta Marcel Broodthaers. Entre lo más resaltante del museo se aprecia su colección de primitivos flamencos, al igual que obras de una gran escala de maestros del estilo flamenco de la pintura gótica hasta llegar al barroco. Con mayor fama están las de la escuela de Brujas. (Ver artículo: Museo Británico de Londres).

Museo Groeninge

Este museo tiene sus orígenes en la Academia de Dibujo fundada en 1716, a partir de las donaciones de artistas, pero su importancia y prestigio fue creciendo con el correr de lo siglos, en especial en el siglo XIX. Funciona en el mismo edificio desde 1930, por encima de la calle Dijver, la colección de arte flamenco está dividida en distintos salones y un paseo a través de todas ellas proporciona al visitante un resumen de la historia del arte, sus corrientes y sus representantes.

Origen del Museo 

El Museo Groeninge, está inmerso en la historia de la propia ciudad de Brujas, lugar donde sus puertas medievales custodian la ciudad, dando la entrada a una especie de ensueño, hasta la Edad Media, por medio de un telón imaginario llamado Brugge, o como se le conoce internacionalmente: Brujas.

Es una reducida localidad de apenas 120.000 pobladores, que data del siglo IX, fundada por los vikingos, se sitúa al noroeste de Bélgica, entre Gante y Ostende, capital de Flandes Occidental, cuenta con la particularidad de recrear, como ninguna otra ciudad de los países bajos, a un escenario que transporta a propios y visitantes a varios siglos atrás.

En honor a tal distinción que la transforma en un «museo vivo», fue reconocida por la UNESCO como Patrimonio Histórico de la Humanidad en el año 2000. Quien influenciada por su vocación del buen vivir ha sabido preservar muy bien la identidad local que la hiciera famosa en la Edad Media.

Fue en dicha edad  media que logró su mayor importancia y trascendencia internacional como centro del comercio de  Europa. Sus monedas antiguas que datan del siglo IX y las mismas cuentan en su inscripción el logro normando de haber convertido Brujas en un recinto fortificado. (Ver artículo: Museo Judío de Berlín).

Según datos de la historia de la ciudad, Balduino I raptó y se casó con Judit, primera hija del rey Carlos I de Francia. Tras varias mediaciones que los reconciliaron, el monarca le encomendó a su yerno defender la provincia de Flandes de las incursiones normandas. Bajo el gobierno de este, fue que comenzó su brillante y auge económico, a la par del reconocimiento extranjero.

Es así que los normandos conocidos como bravos y osados, habrían instalado ya al fondo del estuario del río Zwin un desembarcadero o Bryggia para sus naves. Ese antiguo término escandinavo dio origen al nombre de la ciudad. Ubicándola como el principal centro del comercio internacional, también gracias a la salida al mar por sus innumerables ríos.

Museo Groeninge

Así, dentro de esta historia y escenario de cuentos, nació el Museo Groeninge que pasó de ser una academia en un viejo palacio, a un recinto artístico que actualmente exhibe una magnífica colección de arte decorativo. Dentro de sus principales obras, especialmente a las de los primitivos flamencos, se tienen entre otras la impresionante Virgen del canónigo Van der Paele, de Van Eyck, el Juicio de Cambises de Gérard David o el Tríptico de Guillaume Morel de Memling.

Obras

Sin lugar a dudas el Museo Groeninge o Museo de Bellas Artes de Brujas, es la morada de una de las más destacadas recopilaciones de pintura flamenca, una escuela iconográfica que ubicó en el mapa, el arte propiamente dicho, a Bélgica como país pujante y turístico por naturaleza y a los Países Bajos durante el última época de la Edad Media y principios e inicios de la edad Moderna.

El Museo Groeninge, cuenta con una diversidad de muestras de obras artísticas que resumen la historia del arte belga y de casi toda Europa de la edad media. Guardando en su seno la gema de la corona, ya que el Museo cuenta con una selecta representación de la obra de Jan van Eyck, como es el caso de la Virgen con el canónigo Van der Paele. (Ver artículo: Museo del Prado).

Pero además ofrece arte para todos, desde los primeros flamencos del siglo XV, pasando por las obras de artistas de los próximos siglos, sobresaliendo obras de arte del Renacimiento, del siglo XVI, otras de la etapa neoclásica, siglos XVIII y XIX, del expresionismo flamenco y el arte moderno de posguerra, continuando con las pinturas del artista impresionista René Magritte y llegando hasta nuestros días gracias a las exposiciones temporales de artistas contemporáneos. Seguidamente ofrecemos una muestra de sus obras más destacadas:

museo groeninge

  • Jan van Eyck: Retrato de la mujer del artista (1437) y Virgen del canónigo van der Paele (1436)
  • Hans Memling: Tríptico de Guillaume Moreel .
  • Hugo van der Goes: Muerte de la Virgen.
  • Gerard David: Tríptico del Bautismo de Cristo y Ejemplo de justicia de Cambises.
  • Pieter Pourbus: La Leyenda de Santa Úrsula.
  • Hermanos van Eyck: El Retablo de Gante (1432).
  • Jan van Eyck: Retrato de Margarita van Eyck: La inscripción en el marco original jaspeado nos permite identificar a esta mujer como la esposa del pintor, Margarita van Eyck. Esta obra llama la atención por la diferencia de escala entre el torso y la cabeza.
  • Jan van Eyck: La Adoración del Cordero Místico, siglo XV

De igual forma el Museo Groeninge, contiene pinturas neoclásicas del siglo XVIII, representada por el Guerrero desnudo de Agustín van den Berghe y arte realista del XIX,  como una señal del simbolismo y modernismo belga, también posee obras representativas del expresionismo, flamenco y varios artículos de la colección municipal de arte moderno de la posguerra. De esta época destaca la Familia de Campesinos con gato (1928) de Constant Permeke.

¿Qué se conoce como arte primitivo?

En el siglo XV, Brujas figuraba entre los principales centros de arte de Europa. Jan van Eyck, Petrus Christus, Hans Memling y Gerard David trabajan aquí. Estos artistas, así como sus contemporáneos flamencos, eran conocidos como primitivos flamencos. Sus cuadros se caracterizaban por una representación muy realista de los detalles y por la especial atención que dedicaban a reproducir los materiales. Los metales y las piedras preciosas que reflejan la luz, mientras que la piel parece tan suave que invita a tocarla.

Tal maravilla fue gracias al uso de pintura al óleo que estos artistas fueron capaces de demostrar tal genialidad. Mezclaban los pigmentos con aceite de lino y no con yema de huevo, como se había hecho hasta entonces. La pintura al óleo ya existía antes que los primitivos flamencos, pero ellos refinaron la técnica logrando una perfección sin precedentes, convirtiéndose en pintores célebres en todo el mundo aún en vida, algo extremadamente inusual en aquellos tiempos.

El nombre que se le da a este grupo de artistas, primitivos flamencos, y que por demás resulta erróneo. Cuando hoy en día se refiere a los flamencos, se suele creer que sólo se refiere a los pobladores de Flandes, pero en tiempos antiguos su denominación era más amplia, y correspondía a los antiguos Países Bajos, que eran los territorios conformados por las actuales Bélgica y Holanda.

Además, recibían el apelativo de primitivos al compararse con el arte renacentista italiano, considerándose el flamenco como una corriente antigua, oscura, propia de la Edad Media, es decir, primitiva. No obstante ello, sus obras manifiestan técnicas tan novedosas y vanguardistas para la época, que lograron imponerse en el reconocimiento de este arte de forma genial, por la calidad de su pintura.

 Museo Groeninge

Pese a dicha consideración, los artistas flamencos estaban al frente en el dominio de la pintura europea, a la par de los artistas de Italia, pero con sus particularidades sociales propias. El tópico de la pintura flamenca fue básicamente religiosa y social, donde se cultivaba la perspectiva, en la escena, se planifican los detalles, representando por ejemplo, vegetales que no existían en Europa, lo que denotaba el nivel de detallismo e investigación detrás de cada obra.

Exponentes del Arte primitivo

Es en esta época cuando los artistas dejan de ser meros artesanos que no refrendaron sus trabajos, sino que estos pintores se consolidarán en verdaderas lumbreras del arte, logrando con ello una considerable reputación aún en vida, como sería el caso de los hermanos Van Eyck, Rogier van der Weyden, Hugo van der Goes, Petrus Christus, Pieter Pourbus, Hans Memling o Gérard David, se consolidaron como los mayores exponentes del arte primitivo de la época, entre otros.

Salas de exposiciones

El Museo Groeninge funciona en la misma estructura física desde 1930, ofrece en sus espacios una selecta colección de arte flamenco, fraccionadas en 11 salas de expositivas, diferentes unas de otras, ofreciendo un atractivo paseo por medio del recorrido de estas estancias, al tiempo de ofrecer un extracto de la historia del arte, sus corrientes y sus maestros.  En él se conserva también un gran número de espléndidas telas de la época.

museo groeninge

En la sala 1: están las obras representativas del siglo XV y XVI, contentiva principalmente de obras de carácter religiosos y mitológicos, con ciertos rasgos pedagógicos sobre el público, alusivos a la moralidad y a los valores, aunque no faltan los retratos de personajes representativas de esa era histórica. Muchas de estas pinturas fueron encargadas por los organismos gubernamentales y administrativos de la ciudad de Brujas en aquellos tiempos.

La temática elegida de estos pedidos oficiales eran escenarios relacionados con el juicio final y paneles con pinturas mitológicas, que manifestaban el interés de transmitir a los ciudadanos el sentido de la rectitud y la moral. También se solicitaban retratos de personajes conocidos y pinturas alegóricas. Entre ellas destacan el Juicio Final o el Juicio de Cambises.

En la sala 2: reposan las obras de los maestros del flamenco primitivo, muestran una tendencia más realista en sus pinturas, con temas también religiosos y muy simbólicos, pero además con temas de la vida diaria, retratos y paisajes, entre otros.  Estas obras están cargadas también de simbolismo religioso y un increíble detallismo.

Destacan en esta sala la Virgen del Canónigo Van der Paele, de Jan van Eyck, pintada en 1436, y un retrato de su esposa de 1439. También destaca la Dormición de la Virgen de Hugo van der Goes y el tríptico Morel de Hans Memling, de 1484.

 

museo groeninge

En la Sala 3: es puro arte de la época del Renacimiento, con obras pertenecientes al período que se inicia en la ciudad en 1520 y que implica algunos cambios en el trazo, los motivos y el uso de la perspectiva. Está dedicada al renacimiento en Brujas, período que comprende las obras de muchos pintores de la ciudad, que toman contacto con el renacimiento italiano, el humanismo y el redescubrimiento de las obras del antiguo clasicismo romano.

Se incluye en ella la perspectiva lineal y novedosos motivos clásicos. Predominan de esta sala el Descanso en la huida a Egipto y La Magdalena de Benson, el Juicio Final y el Descendimiento de la Cruz de Pieter Pourbus el Viejo y el Retrato de Petrus Ricardus de Pieter Pourbus el Joven.

La Sala 4 del Museo Groeninge: abarca la última parte del renacimiento y la primera del barroco, donde se evidencia cómo la pintura se hace eco de las dos posiciones cristianas dominantes: por un lado la protestante, y por la otra, la católica. En esta época se les prohíbe a los pintores protestantes reflejar en sus lienzos figuras religiosas. Los artistas católicos regresan a sus fundamentos de creencia religiosa con mayor fuerza.

Pero ambos van a alejarse de la rectitud y la sobriedad del renacimiento y comenzarán a jugar con la luz y el color. La temática se centrará en pasajes históricos, retratos y paisajes. En esta sala destacan el Retrato de Lady Anne Rush Out de Gerard’s el Joven de 1631, y El Taller del Pintor de Jacob van Oost el Joven de 1666.

La Sala 5: está totalmente alusiva al estilo de la neoclásica de Brujas. A finales del XVIII, donde renace la intención y y predilección por el estilo clásico de la antigüedad. Los artistas toman nuevamente las composiciones realistas.

La Sala 6: dedicada a exhibiciones de carácter temporal y también muestra una interesante colección de esculturas.

La Sala 7: en tales espacios funciona el Archivo Público y comprende cinco salas que forman una identidad aparte pero dentro del mismo museo. También puede ser visitado y observar el interesante patrimonio documental de Brujas, claro, también lo relacionado con el arte del lugar.

La Sala 8: está dedicada al siglo XIX y todos los estilos artísticos que se dieron cita como el neogótico, el romanticismo, el realismo, el impresionismo, el luminismo y el simbolismo. En ese lugar maravillan sus obras magistrales de las épocas cargada de personalidad y belleza sin igual.

En la Sala 9: En estos espacios se pueden visualizar lienzos magistralmente colgados que representan y evocan los estilos del expresionismo y el surrealismo, los dos estilos que dominaron el arte belga entre las dos guerras mundiales.

MUSEO GROENINGE

Las Salas X y XI: estos espacios poseen una selecta muestra del arte moderno ocurridas después de 1945, predominando el arte abstracto junto al estilo informal, desnudo, que dará paso al pop arte, las vanguardias, el arte abstracto y todas las expresiones artísticas de finales del siglo XX.

¿Quién fue Jan van Eyck?

Jan van Eyck (o Johannes de Eyck, Maaseik, nació en Bélgica en el año 1390 y fallece en Brujas el 9 de julio de 1441. Artista de Flandes. Reconocido como uno de los mejores exponentes de la pintura del norte de Europa del siglo XV, el más célebre de los Primitivos Flamencos. Robert Campin y los hermanos Van Eyck en Flandes, fueron las figuras de transición desde el gótico internacional a la llamada escuela flamenca. El estilo flamenco que se dio en los Países Bajos en dicho siglo XV.

Fue un artista que colocó el arte en óleo a otro nivel de perfección y delicadeza. Pese a que residió por casi toda su vida en la región de Flandes, parte de la actual Bélgica, se conoce que sus creaciones se hallan dispersos por determinados y más representativos museos del mundo. En primer lugar, hay que decir que Jan van Eyck tenía como característica artística, un gusto exquisito, lo que reflejan sus obras, pues están cargadas de una delicadeza absoluta, evidentes en los minúsculos y finos detalles visibles muchas veces solo con lupa.

MUSEO GROENINGE

Fue el artista inicial que comenzó con el uso de la pintura en óleo sobre madera, logrando con ellos unos tonos que nunca antes se habían visto. Su maestría con los pinceles se acompañaba de una extraordinaria habilidad para el retrato físico y psicológico de los personajes que inmortalizó en determinadas obras. No obstante, muchas de las obras de Jan van Eyck están repartidas por el mundo, más de las que se conservan en su país natal.

Pero a cambio, en las ciudades de Gante y de Brujas reposan sus dos obras más grandes, más representativas, y de enorme calidad. Se trata de Políptico de San Bavón y de la Virgen del canónigo Van der Paele. El primero es un alucinante altar plagado de personajes y de realismo hecho para la catedral de San Bavón de Gante. Está considerado como una de las obras cumbres de este pintor.

En tanto, Virgen del canónigo es un cuadro del Museo Groeninge de Brujas, donde la belleza de la Virgen rivaliza en naturalidad con el descomunal naturalidad y veracidad del rostro del canónigo que le solicitó el trabajo. Características estas predominantes en sus trabajos, donde trabajaba con mucha destreza los detalles de las ropas y de la misma piel de los personajes.

MUSEO GROENINGE

Brujas

Brujas es una pequeña ciudad de Bélgica, pero en sí brujas tiene su propia historia, la cual inicia desde el siglo IX, luego de reiteradas riadas se originó un brazo del mar entre Brujas y el este, lo que más adelante le propinó una ventaja, pues tales crecidas lograron el auge económico de Brujas de la Edad Media, volviendo dicha ciudad en un importante centro de negocios. Incluso en esta época vivió su máximo esplendor, reflejado principalmente en su arquitectura gótica.

La presencia de los ducados de Borgoña ocasionó también un crecimiento cultural. Diferentes artistas se sintieron emocionados por el auge y el glamour de los reyes de Borgoña como por ejemplo Jan Van Eyck. Esto dio como resultado “La Escuela de los Flamencos Primitivos”, de donde surgen muchos pintores expuestos en el Museo Groeninge.

Luego del siglo XV continuaron muchos más siglos en donde Brujas (Flandes), fue dependiente de Austria, Francia y Holanda. La independencia de Bélgica en 1830 fue el nuevo impulso para el desarrollo económico.  De allí pues que dicho crecimiento y brillo burgués, también creció la actividad artística, de la novedosa escuela del famoso Flamenco Primitivo (Vlaamse Primitieven), el cual tiene muchas obras admirables en el Museo Groeninge.

 Museo Groeninge

(Visited 225 times, 1 visits today)
Categorías Bélgica

Deja un comentario