Aprenda todo sobre el Museo Argentino de Ciencias Naturales

El Museo Argentino de Ciencias Naturales, es muy importante para la cultura de este país, ya que se localiza dentro del Parque Centenario, en el barrio de Caballito, ubicado en la localidad autónoma de Buenos Aires y en el año 2012, cumplió 200 años de historia.

Museo de ciencias naturales de Argentina

Historia del Museo de Ciencias Naturales

La historia del museo inicia cuando a principios del siglo XIX y después de un corto  periodo transcurrido desde la revolución de Mayo del año 1810, cuando Bernardino Rivadavia, quien fuera  secretario del Primer Triunvirato, y gran promotor de las ciencias y la cultura, ordenó en el año de 1812, que las provincias tenían que reunir una serie de elementos “para dar principio al establecimiento en la Capital de un Museo de Historia Natural”.

Una misma disposición fue promovida de nuevo por Rivadavia en el año 1823, cuando el General Martín Rodríguez desempeñó el cargo de Ministro de Gobierno y Relaciones exteriores del Gobierno de Buenos Aires,  consiguiendo así su objetivo al llegar a la Presidencia de las Provincias Unidas del río de la Plata en el año 1826 y 1827.

En sus inicios el museo trabajó en las celdas altas del Convento de Santo Domingo en el año 1826 y 1854, y también en la antigua Promulgación jesuítica de la Manzana de las Luces, hasta que en el año de 1937 el presidente Agustín Pedro Justo abrió la primera etapa del nuevo y gran edificación actual, la misma continuo por varios años. Primeros se realizaron dos partes de sus extremo, más tarde se culminó conectándolos con la extensa fachada de mayor altura.

Revista del Museo

En el año 1864, surgieron los canales del Museo Público de buenos Aires, el cual fuera la primera y con más tiempo de publicación científica argentina con el fin de dar a conocer mediante análisis originales de profesionales en la materia, los naturistas argentinos y el aumento de las colecciones del museo, con investigaciones certeras que ponen a la altura al museo y permite que compita con las principales instituciones museísticas del mundo.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

Hasta entonces, y luego de unos 153 años más tarde, muchas de las publicaciones del Museo se mantienen saliendo sin interrupciones. Fue largo el lapso tiempo, dichas publicaciones del museo reflejaron las alternativas del nacimiento y desarrollo de la ciencia en la Argentina, así como muchas innovaciones que se dieron  en la práctica de esta ciencia natural, en todo el mundo.(ver articulo: Museo del Prado)

Tuvieron muchos años de altibajos y en el cual cambiaron el nombre muchas veces, aunque se mantuvieron una secuencia y calidad en comparación con las demás revistas internacionales.

En el año 1999 el Museo resolvió en modernizar la publicación de sus series tradicionales y se dedicó a realizar una serie única con el nombre de Revista del Museo a Argentina de Ciencia Naturales, para los artículos científicos reducidos en extensión, el cual constituyen el avance significativo del estructura de la especialidad.

Desde ese tiempo la revista fue publicada con regularidad, con un volumen por año, en dos números que surgen en el mes de Mayo y en Noviembre.

La revista del Museo Argentino de Ciencias Naturales está abierta al público y la colectividad científica nacional e internacional para sus publicaciones de sus trabajos únicos inéditos en las ciencias naturales, en áreas como la botánica, la zoología, paleontología, ecología y la geología.

Se publican trabajos en dos idiomas, español e inglés. La misma es parte del Núcleo Básico de Publicaciones científicas Argentinas y por tanto se incluye en la biblioteca electrónica Scientific Electronic Library Online “Scielo”.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

Su edificación y gran arquitectura

A lo largo de la existencia del Museo se albergó continuamente celdas del Convento de Santo domingo, en la Manzana de las Luces y de algunos edificios de la plazoleta de Montserrat, hasta el momento de establecerse de forma definitiva en el año 1937, en el edificio que hoy día ocupa.

Fue edificado bajo el convenio de los cánones arquitectónicos y el concepto museológicos actuales en la primera mitad del siglo. Esto lo hace no de los pocos museos argentinos que cuenta con un edificio que fue imaginado con una función determinada. Muestra unos búhos que son símbolo de la sabiduría, que envuelven las ventanas del primer piso y unas arañas de bronce en sus telas que engalanan las puertas, son solo algunos de los tantos motivos de interés, que sus visitantes pueden descubrir en su visita al museo.

La actual edificación es solo una tercera parte del plan del proyecto original, y muestra los delicados  decorativos y ornamentales que se basan en temas de la flora y la fauna original. Todos los artistas que participaron fueron importantes escultores argentinos, como por ejemplo: Alfredo Bigatti y Donato Proietto con gran renombre en el país y también en el extranjero, donde lograron apreciados premios.

En el lobby de la entrada se puede apreciar la balaustrada de la escalera elaborada en hierro forjado con diseños de caracoles de tierra estirados, y unas figuras representan do unos monos trepando a un tronco, se puede ver desde el interior, las arañas en su tela que están decorando la puerta, diseño que se vuelve a repetir en las rejillas de aireación.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

En las puertas del interior que van a la Sala de Mineralogía y Geología y al acuario, en alto relieve que se ven individualmente a un perezoso y a un puma. Y las pequeñas salientes que sostienen las vigas con forma de murciélago.(ver articulo: Museo Nacional de la Revolucion)

Colecciones

Una de sus principales ocupaciones del museo es el resguardo, curación, estudio y exhibición de las colecciones. El museo guarda 23 colecciones nacionales, en las que 21 de ellas son de tipo biológicos, y que tiene un estimado de 1.5 millones de especímenes aproximadamente.

El museo guarda una gran cantidad de exhibiciones que están producidas por naturalistas de la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX. Cada una de las colecciones resguarda un grupo taxonómico o cronológico específico (aves, insectos, plantas vasculares, fósiles etc.), y se mantiene como un curador, comúnmente investigador de Conicet el cual se especializa en el grupo.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

La Sala de los especímenes

Son un fiel material y principal evidencia de estudios de la diversidad biológica, cada uno de los especímenes que aquí se encuentran están acompañados de datos, localidad geográfico, fecha, nombre, nombre de las especies, sus datos dan garantía que los estudios realizados al mismo pueden ser sometidos a revisiones críticas.

Uso de los diferentes especímenes

El museo se mantiene en constante actividades de préstamos y también de consultas. Los especímenes se suelen enviar por correo a los diferentes especialistas en todo el mundo y dichas colecciones permiten registro de los visitantes permanentes, tanto los especímenes como los datos que muestran se usan muy a menudo con fines múltiples. Hace mucho tiempo un espécimen, el cual tenía  100 años, pudo utilizarse para ayudar a describir una especie nueva, a través de comparaciones muy específicas tanto del pasado como presente, estudios anatómicos, sus parásitos contaminantes y el habitad.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

Nueva exhibición

El Museo cuenta con nueva colección en donde te invitan a conocer el mundo de las aves en una nueva sala, el mismo inició en el año 2010 y a medida que ha pasado el tiempo ha recibido intensas transformaciones. La colección plantea un recorrido mediante una historia evolutiva que nos traslada hasta la época de los dinosaurios que les dieron origen, muestran su biología y todas las extraordinarias adaptaciones que le fueron permitiendo volar, entre muchos más aspectos que sorprenden.

Se descubre las diferentes funciones que cumplen su plumaje, se puede apreciar sus detalles bajo una lupa así como revelar sus misterios de los distintos colores. Se puede conocer las aves nocturnas y también sus voces así como indagar cuáles son sus ventajas y desventajas que tiene los pavo reales con su plumaje exuberante, por qué hacer un nido o porque cantan muy fuerte.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

Cuentan con maquetas sonoras interactiva en al que representa cinco diferentes ambientes naturales de Argentina y el cual permite escuchar el canto de más de 50 especies de las selva misionera , al chaco húmedo, el litoral patagónico y también el ambiente urbano, uno de sus atractivos para las personas en especial jóvenes de las distintas escuelas de Buenos Aires.

Los niños usualmente comparten su altura con las figuras de los pingüinos que se encuentran en la Sala y una pequeña cigüeña jabirú, así como descubrir un nido de lechuza subterráneo, que forman ruidosos sonidos con sus canto, formados en grupos que parecen coros en los dioramas, se pueden sentar a disfrutar de muchos de los vídeos que el mismo ofrece, como uno de los más preferidos el de los cóndores en su vuelo.

Museo Argentino de Ciencias Naturales

Es un área que tiene como finalidad la comunicación e invita a reflexionar acerca del por qué de sus causas y la extinción de especies tan importantes y necesarias en el mundo, y qué podemos hacer para evitarlo.

La exhibición muestra una de las colecciones más grandiosas y con mayor variedad de Argentina, en la que se incluyen una gran cantidad de ejemplares muy peculiares, como el kiwi, un chorco esquimal colectado en el año 1863, ejemplares ya extintos como el de la cotorra de Carolina y Paloma Migratoria perteneciente a EE.UU, las aves de paraíso, así como más de 300 especies locales, desde los colibríes hasta los espectaculares cóndores.

(Visited 212 times, 1 visits today)
Categorías Argentina

Deja un comentario