Museo Van Gogh: Arquitectura, obras, opiniones y más

El Museo Van Gogh, una joya arquitectónica, ubicado en la Plaza de Los Museos en la ciudad de Ámsterdam, Holanda. Donde reposa la colección más grande del artista genio del siglo XX: Vincent Van Gogh; además de una colección diversa de artistas del siglo XIX.

MUSEO VAN GOGH

Obras del Museo Van Gogh

El Museo Van Gogh, como su nombre lo indica, reúne en su haber la mayor colección de obras del pintor que reseña su nombre. Más de 900  obras que se pasean por todas las etapas de su vida artística, además de dibujos, bocetos y cartas que intercambiaba con sus afectos.

Pero también tiene bajo su custodia, una colección de obras de artistas del siglo XIX como: Lawrence Alma Tadema, de origen holandés. Pintor neoclásico (movimiento que representaba en sus pinturas el mundo antiguo). Émile Bernard, pintor postimpresionista de origen francés. Desarrolló un nuevo estilo dentro del postimpresionismo llamado Cloisonismo, caracterizado por los estilos japoneses de la época.

Gustave Boulanger, francés postimpresionista con influencias de las culturas orientales. Jules Breton, pintor francés; representante del movimiento Realista. Sus pinturas relataban la vida y belleza de los campos parisinos. Caillebotte, francés; formaba parte del movimiento realista. Sus obras representaban la realidad exactamente como la visualizaba. Gustave Courbet, pintor de origen francés. Fundó el movimiento realista y en sus obras representaba la vida cotidiana.

Manet, considerado como uno de los padres del impresionismo (movimiento pictórico que expresa la realidad que se ve pero a partir de la luz),  él mismo no se sentía parte de ello. Pissarro, también considerado padre del impresionismo, su obra enfatiza la vida cotidiana campesina. Monet, con inicios en el movimiento realista, en su evolución artística se le considera el creador del movimiento impresionista a partir del título de una de sus obras: Impresión, sol naciente, criterio que funda las bases del movimiento impresionista.

Vincent Van Gogh, pintor nacido en Holanda. Representante del postimpresionismo. 37 años de vida, un tiempo muy corto para vivir; pero suficientes para imprimirle intensidad y pasión a la vida y dejar un legado de escritos y obras pictóricas que se complementan entre sí. Más de mil cartas, más de mil dibujos y óleos nos cuentan la vida del artista.

Dos hechos latentes determinan la vida y obra de Van Gogh: la relación con su hermano Theo y su enfermedad. Theo Van Gogh fue el refugio de Vincent. Lo asistió de todas las formas posibles y necesarias; desde lo económico hasta lo emocional, incluso, el día de su muerte llevaba consigo, en un bolsillo de su ropa, la última carta que escribió; dirigida a su hermano donde le heredaba toda su obra.

MUSEO VAN GOGH

La enfermedad; que muchos determinaron como demencia sifilítica (enfermedad mental que se presenta después de haber sufrido una infección en el sistema nervioso), y otros lo calificaron de esquizofrenia.

Sin embargo, existieron muchos testimonios que negaban esta condición y lo apreciaban como una personalidad muy particular y apasionada lo que hacía que se le juzgará con problemas mentales.

Estos dos hechos se establecieron como ejes transversales de la evolución de su obra. Sólo acercándonos a su vida personal, a sus emociones e ideales podremos comprender el desarrollo de su quehacer.

Cuadros

El Museo Van Gogh fue construido gracias a la labor de los herederos finales de la obra del pintor. Al fallecer, como mencionamos anteriormente, Vincent guardaba en el bolsillo de su pantalón una carta dirigida a su hermano Theo, donde le heredaba toda su obra.

Theo fue coleccionista de muchas obras porque se dedicaba a la comercialización de las mismas. Lamentablemente, un año después de la muerte de Van Gogh; también fallece Theo y su esposa Johanna Van Gogh, es quien se hace cargo de toda la colección de su esposo Theo; incluyendo el legado de su cuñado Vincent Van Gogh.

Johanna conectada con el medio artístico, gracias a la labor de Theo, se encargó de comenzar a darle la fuerza merecida al nombre de Vincent Van Gogh, exhibiendo y difundiendo la obra del artista. Esta labor dio sus frutos cuando; por primera vez, consigue una exposición en el Museo Municipal de Amsterdam (Stedelijk Museum), también consiguió el interés del Museo Nacional de Ámsterdam (Rijksmuseum) en comprar algunas obras de la colección. (Ver también: Rijksmuseum)

Durante años Johanna Van Gogh se dedicó a difundir el trabajo de Vincent y después de su muerte, su hijo; Vincent Willem Van Gogh, sobrino de Van Gogh, es quien hereda toda la obra, toda la colección y toda la labor que sus antecesores realizaron.

El Museo Van Gogh fue construido gracias a la labor de los herederos finales de la obra del pintor. Al fallecer, como mencionamos anteriormente, Vincent guardaba en el bolsillo de su pantalón una carta dirigida a su hermano Theo, donde le heredaba toda su obra.

Continuó la labor comenzada por su madre; colocando; en calidad de préstamo, las obras de su tío en diversos museos de prestigio y finalmente creó la Fundación Van Gogh en el año 1960. Fundación que contendrá como patrimonio no sólo el legado de Vincent Van Gogh; sino también las obras coleccionadas por su hermano Theo. La formalización de toda la labor de los Van Gogh dio paso a la necesidad de aperturar una pinacoteca que permitiera la exposición permanente de la colección que le legaron.

A continuación una lista de algunas de las obras pertenecientes a la colección de artistas del siglo XIX del Museo Van Gogh:

  • Vista desde el balcón, 1880. Gustave Caillebotte
  • Ola (La vaga), 1894. Henri Gustave Jossot
  • Libro de artistas Yvette Guilbert de Gustave Geffroy, 1894. Henri de Toulouse-Lautrec
  • Portada de la série Elles, 1896. Henri de Toulouse-Lautrec
  • Portada de la serie Au Cap de la Chèvre, 1892. Louis Legrand.
  • Série Au Cap de la Chèvre, 1892. Louis Legrand
  • Portada para la série Le cantique des créatures, 1894. Eugène C. Belville
  • Portada de la serie Elles, 1896. Henri de Toulouse-Lautrec.

MUSEO VAN GOGH

  • Vuelta a casa, 1881. Anton Mauve
  • Puesto de burros en la playa de Scheveningen, 1876. Anton Mauve
  • Autorretrato con retrato de Gauguin, 1888. Émile Bernard
  • Autorretrato con retrato de Émile Bernard (Los miserables), 1888. Paul Gauguin
  • Libro de artistas Le Juif errant de Émile Bernard, 1945. Émile Bernard
  • Ilustración del libro de artistas Le Juif errant por Émile Bernard, 1945. Émile Bernard
  • Ilustración del libro de artistas Le Juif errant por Émile Bernard, 1945. Émile Bernard
  • Diseño para el programa de teatro de L’intruse por Maurice Maeterlinck, 1891. Maurice Denis
  • Maurice Denis, 1903. Odilon Redon.

MUSEO VAN GOGH

Parte de las obras de la colección del legado de Van Gogh:

  • Los comedores de patata, 1885
  • Jardín con parejas de cortejo: Plaza Saint-Pierre, 1887
  • El puente de Langlois, 1888
  • El Sembrador, 1888
  • Girasoles, 1889
  • La Casa Amarilla (La Calle), 1888
  • El dormitorio, 1888
  • Autorretrato como pintor, 1887 – 1888
  • Campo de trigo con una segadora, 1889
  • Flor de almendro, 1890
  • Lirios, 1890
  • Campo de trigo bajo nubes tormentosas, 1890
  • Campo de trigo con cuervos, 1890

 

MUSEO VAN GOGH

  • Raíces de los árboles, 1890
  • Desgastado, 1882
  • Paisaje con una pila de turba y granjas, 1883
  • Tejedor, 1884
  • Abedules, 1884
  • Mujer campesina cavando, 1885
  • Puerta en las murallas de París, 1887
  • La roca de Montmajour con pinos, 1888
  • Jardín del hospital, 1889.
  • Ventana en el estudio, 1889
  • Árbol con hiedra en el jardín del asilo, 1889.
  • Viejo viñedo con campesina, 1890
  • Pollard Sauce, 1882
  • Carta de Vincent van Gogh a Theo van Gogh, 1882
  • Carta de Vincent van Gogh a Theo van Gogh, 1884
  • Carta de Vincent van Gogh a Theo van Gogh, 1885
  • Carta de Vincent van Gogh a Theo van Gogh, 1889
  • Carta de Vincent van Gogh a Theo van Gogh, 1889
  • Carta de Vincent van Gogh a Anna van Gogh-Carbentus, 1890
  • Carta de Vincent van Gogh a Theo van Gogh, 1890

MUSEO VAN GOGH

Arquitectura del museo

El Museo Van Gogh, como mencionamos al principio, está ubicado en la Plaza de los museos; que en neerlandés se pronuncia Museumplein. Éste es un espacio urbano diseñado de manera armónica para el deleite de sus visitantes.

En la Museumplein la arquitectura es el punto desde donde gira su diseño, con espacios y estructuras distribuidos de manera que todos los elementos; la luz, los edificios, las jardinerias, dan la sensación de una composición artística en sí misma. Esta obra de arte paisajística y urbana se desarrolló a lo largo del tiempo con la participación de varios arquitectos y diseñadores de espacios exteriores.

En la plaza de los museos se muestran los tres museos más importantes de Amsterdam, el Rijksmuseum (Museo Nacional de Ámsterdam), el Stedelijk (Museo Municipal Urbano de arte moderno y contemporáneo) y el Museo Van Gogh. (Ver artículo: Museo Rocsen)

MUSEO VAN GOGH

La construcción del Museo Van Gogh fue encomendada al arquitecto Gerrit Thomas Rietveld en el año 1973. La visión del arquitecto venía signada por las ideas del Neoplasticismo, movimiento artístico donde tuvo una importante participación.

Este movimiento artístico se inició en la pintura, alrededor de los años 1917 y 1920; vinculado al arte abstracto (expresión artística que desecha la reproducción de objetos reales); que plantea la creación de las formas simplificadas en líneas verticales y horizontales y el uso de colores primarios, blanco, negro y gris. Abandonando así el arte figurativo (la reproducción de imágenes y objetos reales) que serían representadas sintetizadamente con líneas y figuras geométricas. El neoplasticismo fue de gran influencia en el desarrollo del arte moderno.

En la arquitectura, Gerrit Rietveld fue el máximo exponente del neoplasticismo; atributo que quedó expuesto al momento de emprender el diseño de los planos del Museo de Van Gogh.

La creación del Museo de Van Gogh albergaba la idea de ser un espacio donde sus usuarios no fuesen simples espectadores; planteaba la posibilidad de una interacción entre ellos y la estructura.

Para conseguir materializar ésta concepción, el diseño partió de la forma de un cubo. Un edificio de líneas simples compuesto de tres plantas de diferentes alturas en forma de cubos, colocados de manera escalonada uno sobre otro; alrededor de un patio central donde están las escaleras que son el eje que vincula cada cubo.

El proyecto comenzó a diseñarse en 1963 y un año más tarde muere su creador Gerrit Rietveld quedando designados para su continuación dos de sus alumnos J. Van Dillen y J. Van Tricht, quienes culminaron la obra en 1973. Luego, en el año 1999, el arquitecto Martien van Goor realizó, en el mismo edificio, un espacio de oficinas que permitió un mejor flujo de comunicación entre cada bloque.

Adicionalmente, para ese mismo año, 1999, mediante una donación realizada por la Fundación Japón (Institución encargada de llevar al mundo la cultura japonesa), motivada por la influencia que tuvo el pintor, Vincent Van Gogh, del país asiático, se diseña un nuevo edificio que complementará la obra de Rietveld.

Esta nueva ampliación del Museo Van Gogh, pensada con el fin de establecer un espacio para las exposiciones temporales, estaría a cargo del arquitecto y filósofo de origen japonés, Kisho Kurokawa.

MUSEO VAN GOGH

Kurosawa, de renombre internacional, no sólo por sus proyectos arquitectónicos, sino también por su destacada participación como teórico y literario, desarrollando la tesis de la simbiosis que plantea la fusión de ideas macros con propuestas locales. Tesis que defendió durante sus años de vida profesional y que fundamentaron sus obras.

Como arquitecto fue fundador de una corriente urbanista que planteaba la arquitectura como un espacio dinámico, que podía interactuar con la sociedad, fundamentado en la ecología y el reciclaje.

Bajo estas premisas, Kisho Kurokawa, se conectaba con las ideas del creador del diseño del Museo Van Gogh, Gerrit Rietveld, ya que ambos planteaban la  importancia de edificar estructuras dinámicas que establecieran una relación recíproca con las estructuras adyacentes y con sus usuarios. Sin embargo, a diferencia de Rietveld, Kurosawa enfatizó su diseño sobre líneas curvas; donde un elipse tomaba protagonismo, poniendo en práctica la tesis de la simbiosis; creando una relación entre lo recto de la primera parte construida del museo y lo curvo planificado por él.

MUSEO VAN GOGH

El Museo Van Gogh fue cerrado por 10 meses para dar vida a esta ampliación que quedó conectada al antiguo edificio por medio de un pasadizo subterráneo. Su forma oval, seccionado diametralmente, da espacio a una plaza de piedras que, en ocasiones, se llena de agua, nos da la sensación de un jardín japonés; con una luz natural que se filtra por su techo de titanio y sus paredes transparentes.

Interior del museo

En líneas generales, el Museo Van Gogh, es de espacios amplios. En el edificio principal encontraremos las obras del genio Vincent Van Gogh y cuenta con diversos espacios de aprovechamiento para sus visitantes como, tiendas, cafetería, biblioteca y sala de lectura.

Su exposición permanente se sitúa en la segunda planta, está realizada cronológicamente, lo que nos permite hacer un recorrido por la vida del pintor, los períodos que marcaron cada época de su vida artística, la evolución de sus obras; desde sus primeros años en Holanda entre 1880 y 1885, pasando por su época parisina en 1886 hasta 1888 en París, Arles desde 1888 a 1889, el corto tiempo en Saint-Rémy de Provence en 1889 hasta 1890 y finalmente en Auvers-sur-Oise.

En la tercera planta del edificio principal se exponen obras de acuarelas, dibujos, pasteles, bocetos, cartas. Es una exposición temporal; se renueva cada cierto tiempo, rotando las infinidades de obras de Van Gogh e invitándonos a conocer las temáticas que dieron vida a la realización de este gran artista, representante del postimpresionismo (movimiento pictórico que representaba sus obras desde una perspectiva más subjetiva).

En la otra ala del Museo Van Gogh, se exponen las colecciones de otros artistas contemporáneos del siglo XIX, que están bajo custodia del museo. La exposición de otros artistas nos permite obtener una paneo general de la época, del arte desarrollado en la época de Van Gogh. (Ver también: Museo Fangio)

Finalmente, para consolidar la interacción de ambas edificaciones, para robustecer su vínculo; podemos mencionar los miles de elementos y detalles comunes que tienen: el diseño de las salas, la forma de iluminación, los colores de las paredes, los techos metálicos, los pisos de madera clara, los asientos, el diseño de las carteleras de las obras, entre otras.

MUSEO VAN GOGH

Opinión sobre el Museo

Existen diversas opiniones de sus visitantes sobre el museo. Opiniones que van desde su  arquitectura hasta su colección. Sobre la arquitectura podemos referir que están muy bien integrados, sin embargo, se considera que han quedado muchos espacios sin funcionalidad entre ellos.

Pero una imponente belleza deja en segundo plano este tipo de opiniones. Además, también hay opiniones que expresan que los edificios desplazan su razón de ser, adquiriendo mayor protagonismo su diseño arquitectónico.

Sobre la distribución del espacio interior del museo se expresa que está muy bien distribuido. Con instalaciones amplias y zonas muy fluidas que permiten apreciar las obras detenidamente sin sentir la sensación de estar en medio de la multitud.

MUSEO VAN GOGH

Además se ofrecen opiniones sobre el material informativo, catálogos, folleos, carteles, etc. Se expresa que hay buena dotación de impresos en varios idiomas para conocer sobre la vida de Van Gogh, para informarse sobre los espacios del museo, sobre las colecciones que alberga. También se enuncia la posibilidad de contratar un audioguía, igualmente en varios idiomas, que será útil para apreciar los detalles de las obras.

Otra opinión positiva que se menciona sobre el Museo Van Gogh habla sobre la digitalización de toda su colección, expuesta en su página web oficial, lo que permite la difusión de los artistas, la apreciación de sus obras de manera detallada, el acceso a estas obras para usos no comerciales y en definitiva la democratización del arte.

Información relevante para visitar el Museo Van Gogh

Como ya sabemos el museo está ubicado en la plaza de los museos de Ámsterdam, la misma plaza donde se encuentran las famosas letras que forman el nombre de la ciudad, lugar obligado para los visitantes turistas.

MUSEO VAN GOGH

Para entrar al museo lo mejor es haber comprado con anticipación la entrada porque se hacen enormes colas para comprarlas en la taquilla y después otra enorme cola para ingresar al museo. Así que tienes varias opciones para adquirir la entrada antes y programar tu visita. Al llegar el día solo tendrás que esperar tu turno en la fila para entrar.

Anteriormente, durante la visita al museo se permitía el uso de cámaras fotográficas; pero las imágenes debían tomarse sin usar el flash. En la actualidad parece que ya esto no es posible; está prohibido el uso de cámaras fotográficas e igualmente el uso de videograbadoras.

El horario de apertura al público es a partir de las 9 de la mañana y se extiende hasta las 5 de la tarde. Los días viernes cierra a las 10 de la noche por lo que se convierte en el mejor día para visitarlo y así evitar largas colas.

MUSEO VAN GOGH

Es importante tener en cuenta que se debe llegar, al menos, media hora antes de la indicada porque de esta manera el museo mantiene un control de la cantidad de personas que ingresan, pernoctan y salen del mismo y evitar que los espacios internos del museo queden abarrotados. (Ver artículo: Palacio Ferreyra)

El Museo Van Gogh está considerado como uno de los más costosos; su entrada oscila entre 16 hasta 23 euros. Sin embargo, existen diversos planes para turistas que ofrece la municipalidad como tickets de un precio estándar para entrar a varios museos, ofertas de entradas por grupos grandes o la posibilidad de un día del mes con entrada libre.

Naturalmente los espacios turísticos de las ciudades cuentan con muchas comodidades para sus visitantes. Cercanos a sus zonas de turismo se encuentran hoteles, posadas y albergues donde se puede movilizar de manera fluida, dar paseos caminando, uso de bicicletas, restaurantes, cafés, tiendas de souvenirs, etc.  Además del acceso al transporte público.

Secretos y curiosidades de Vincent Van Gogh revelados por el Museo Van Gogh

A lo largo del tiempo de vida que ha tenido el museo y gracias a su permanente investigación sobre Van Gogh; ha propuesto exposiciones que delatan detalles y secretos que desechan los mitos que han rodeado al pintor a lo largo de su proyección artística.

En una exposición realizada por el museo, en el año 2013, llamada «Van Gogh en su taller»; se derriban las ideas que colocan al artista como un genio natural con tendencia al aislamiento. Mediante una fuerte muestra de piezas se denotan las técnicas que aplicaba para realizar sus pinturas, el tipo de material que utilizaba.

Sus obras no eran producto exclusivo de una genialidad, Van Gogh, según explican durante esta exposición; trabajó, estudió y se formó de manera autodidacta para alcanzar un óptimo nivel como artista plástico. Se descubrió que utilizaba herramientas como marcos de perspectivas para trabajar proporciones y profundidad. Hacía uso de retículas para llevar sus dibujos a óleos. En una de sus cartas a su hermano Theo, deja saber estos detalles.

MUSEO VAN GOGH

Otra de las curiosidades desveladas fue que sus pinturas, en la mayoría de las veces, las realizaba sobre lienzos pero muchas veces carecía de ellos; por falta de recursos, por lo que optaba por pintar sobre el mismo cada vez que fuera necesario, e incluso; por la parte posterior de la tela. Por esta razón, algunas de las piezas de la muestra eran cuadros pintados al reverso del lienzo.

En el proceso de investigación que ha realizado el museo, se hicieron estudios sobre los materiales que utilizaba. Se sometieron a análisis exhaustivos de la composición de sus pintura, descubriéndose restos de plantas, arenilla, partículas de papel periódico.

La historia de la oreja de Van Gogh

Hay un entramado en la vida del artista que será un misterio sin aclarar: ¿Cómo perdió la oreja?. Todos hemos escuchado sobre el pintor que perdió una oreja. Existen dos versiones: una primera versión; que ha sido la que ha quedado como la más probable, nos cuenta que la  pérdida se debió a los mismos efectos de su enfermedad.

MUSEO VAN GOGH

Ya sabemos que estaba diagnosticado con algún tipo de demencia, lo que lo hacía entrar en fases de locura incontrolable. Cuenta la anécdota que Vincent se la cortó él mismo, durante un episodio de su enfermedad para enviarla de regalo a una amiga prostituta como obsequio.

La otra versión de la historia nos cuenta sobre su relación con el también conocido artista Gauguin, con quien compartía una estrecha amistad. En una tormentosa discusión, debido a la misma locura que padecía, tenía actitudes extremadamente incontenibles y al ver que su amigo lo abandonaría; para evitar que saliera de casa, se cortó el lóbulo de la oreja.

Este episodio colocaba a Gauguin como sospechoso de haber agredido a Van Gogh, pero ambos acordaron no hablar sobre el tema y así quedó para la historia la duda de cómo perdió la oreja Van Gogh. (Ver también:Museo Histórico Nacional)

MUSEO VAN GOGH

La muerte de Van Gogh: ¿suicidio o asesinato?

Otro enigma que quedará sin resolver; alrededor de la vida de Vincent Van Gogh es su muerte. La historia cuenta que, luego de haber tenido una vida desdichada, debido a su enfermedad, a los rechazos sentimentales que tuvo, a la necesidad de mantenerse aislado por su personalidad intensa y apasionada, el pintor tomó la decisión de suicidarse.

Sin embargo, los estudiosos e investigadores de Van Gogh establecen que las condiciones en las que se encontraba en el momento de su muerte; las condiciones emocionales, profesionales, no sustentan la posibilidad del suicidio. Además, habiendo tenido una relación tan íntima con su hermano Theo, no se explica que no haya dado indicios a éste sobre el fin de su vida.

Pero la historia oficial relata que se suicidó de un tiro en el estómago, en otro episodio demencial y depresivo y que en el bolsillo de su pantalón encontrarán una carta para su hermano donde dejaba constancia de que lo dejaba como heredero de toda su obra.

MUSEO VAN GOGH

Van Gogh en el postmoderno siglo XXI

El reconocimiento del artista traspasa las frontera del arte y crea una simbiosis con la moda. La marca Vans expone a la luz pública una línea de diseños basada en la obra del artista plástico. Zapatos, prendas de vestir y morrales inspirados en los diseños de Van Gogh, reproduciendo algunas de las obras más conocidas del pintor.

(Visited 860 times, 1 visits today)
Categorías Amsterdam

Deja un comentario