Casa de Ana Frank: historia, tour, opiniones y más

La Casa de Ana Frank es un museo con una historia de resistencia, persecución y discriminación. Está situada en el centro de Ámsterdam (Países Bajos). Allí vivieron ocultos en el ático por 2 años, la diarista judía Ana Frank, su familia y cuatro personas más. Durante la invasión nazi en la Segunda Guerra Mundial.

Casa de Ana frank

¿Que es la Casa de Ana Frank?

El museo de la casa de Ana Frank, es uno de los más frecuentados en el mundo, está situada en el centro de Ámsterdam, con más de un millón de visitantes al año. Es uno de los espacios más significativos de su historia, ya que nos invita a reflexionar sobre las maneras de persecución y discriminación ocurrido en esa época.

Este edificio es quizás, el más famoso de Ámsterdam. Cualquier visitante está en contacto e interesado en conocer la historia de Ana Frank. Más de cien años después de la construcción del inmueble en Prinsengracht 263 fue demolida la casa de atrás existente y sustituida por una nueva y más grande.

Luego, se realizó otra renovación. El sótano se sustituye por un espacio al mismo nivel que la calle. Con este procedimiento, el inmueble resulta ideal para empresas que necesitaban, además de espacio de oficina, un lugar de almacenamiento o un espacio de trabajo grande. Eso es exactamente lo que Otto Frank está buscando para su compañía Pectacon, casi 200 años después.

La casa de atrás, donde Ana se esconde con su familia durante la invasión nazi, se remonta al año 1739. Debido al régimen anti judío establecido por Hitler durante la Segunda Guerra Mundial. La familia Frank intentó protegerse escondiéndose en la parte de detrás del edificio donde tenía un almacén el padre de Ana. Poco tiempo después, se unieron a ellos cuatro personas más.

Después de haber transcurrido más de dos años, fueron delatados por alguien y los atraparon, enviandolos a campos de concentración en donde solo sobrevivió Otto Frank, padre de Ana.

En el museo podemos descubrir cómo era el refugio donde Ana Frank redactó su famoso diario. En donde exponen algunos objetos, manuscritos originales y periódicos de la época donde se visualizan las aventuras y situaciones vividas por los ocho refugiados y las personas que los ayudarán a sobrevivir durante la guerra.

Es casi imposible estar de visita en Amsterdam y no pasar a disfrutar del museo Casa de Ana Frank, si contamos con un poco de tiempo disponible, es recomendable pasar a visitarla ya que es una experiencia inolvidable. Cada año el museo es visitado por más de 1.000.000 de visitantes.

Casa de Ana Frank

Actualmente, la casa de Ana Frank es un constante y firme testimonio contra el racismo y el nazismo. La casa abre sus puertas al público prácticamente todos los días del año. Es recomendable adquirir la entrada con antelación, ya que conseguirla una vez en el sitio es un poco difícil.

Historia

La Casa de atrás, donde Ana se esconde con su familia, fue construida por Dirk van Delft en 1635. Posteriormente, más de cien años después, en el año 1740, fue reconstruida la casa de atrás existente y sustituida por una nueva y más grande.

El anexo trasero fue demolido y se construyó un edificio más alto. Originalmente era una residencia privada, después fue utilizado como un almacén, en el siglo XIX, sirvió de establo para caballos.
En el siglo XX, el edificio fue ocupado por un productor de artículos para el hogar. En 1930 se instaló en el edificio un productor de rollos de piano, el cual se retiró en 1939.

Otto Frank, padre de Ana, en el año 1940 le alquila a Van Pieron dueño desde 1901, todo el edificio, con la casa delantera y la casa de atrás. Las plantas se utilizaban juntas en su totalidad.

Casa de Ana Frank

En la planta baja se encuentra el lugar de trabajo de compañía, las dos plantas superiores son utilizadas como oficina y almacén.
En ese momento surge la necesidad de una nueva conexión entre la primera y segunda planta.

Para llegar desde la primera planta a la segunda había que volverse y salir por la puerta de entrada para volver a subir, a través de otra puerta de entrada exterior y subiendo una segunda y empinada escalera se podía acceder a la Casa de atrás.

Para resolver este problema se construye una escalera en la primera planta de la casa delantera. Esta es la escalera que conduce a la sala, donde más tarde se encontrará la estantería que cubre el acceso secreto de la casa.
Casa de Ana Frank
El edificio, consistía de tres secciones; al frente estaba ubicada la entrada para entregas, detrás estaba la sección intermedia donde eran molidas las especias y al fondo el almacén donde eran almacenados los bienes para su distribución.

En el primer piso estaban ubicadas las oficinas de los empleados de Frank; Miep Gies,Bep Voskuijl y Johannes Kleiman en la oficina frontal; Victor Kugler en la oficina de en medio; en la oficina del anexo sobre el almacén y bajo los pisos estaba la oficina de Otto Frank, que luego los escondieron junto con su familia por dos años hasta su descubrimiento por las autoridades Nazis.

La casa de atrás, como es llamado en el diario de Ana Frank, es la extensión trasera del edificio, estaba oculto visualmente por casas en los cuatro lados del patio, lo que fue ideal por su posición aislada, sirviendo de refugio para Otto Frank y su familia, así como a la familia Van Pels y Fritz Pfeffer. (Ver artículo: Museo Van Gogh)

La superficie total habitable eran sólo 46,45 metros cuadrados, aunque para Ana Frank, según escribió en su diario era relativamente lujoso en comparación con otros escondites de los que habían escuchado en Ámsterdam.

Su permanencia allí fue durante dos años y un mes hasta que fueron traicionados por algún desconocido, a las autoridades nazis, fueron arrestados y deportados a campos de concentración. De ese grupo que se escondía, solamente Otto Frank sobrevivió a la guerra, muriendo con 91 años.

Después de que los nazis descubrieron el escondite requisaron todo lo que había en las habitaciones. El escondite fue vaciado por órdenes de los oficiales que los arrestaron y todos los enseres y muebles fueron tomados por el gobierno y entregadas a familias que habían sido bombardeadas en Alemania.

Casa de Ana Frank

Miep Gies y Bep Voskuijl, quienes habían ayudado a esconder a las familias, volvieron al escondite logrando rescatar algunos muebles, objetos y documentos, incluido el diario de Anna.

Cuando Otto Frank regresó a Ámsterdam, le fueron entregados los documentos y diarios de Ana, y luego compiló partes en un libro publicado en neerlandés en 1947 bajo el título Het Achterhuis, el cual había sido escogido por Ana como el nombre de sus memorias o una novela basada en sus experiencias en el escondite.

Casa por dentro

En la visita al museo podemos acceder al escondite por el mismo sitio por el que en su momento lo hicieron los ocho refugiados. Es la entrada para ver la casa de Ana Frank por dentro. El acceso a este anexo se hizo a través de una estantería que giraba y mostraba la entrada. Unas escaleras empinadas nos llevan a las habitaciones de “la casa de atrás”, donde podemos ver las estancias que ocuparon los tristes protagonistas de aquella historia.

Casa de Ana Frank

Después de pasar por esos espacios, que incluyen pequeñas exposiciones, vídeos, etc., volvemos a bajar las escaleras hacia la planta baja. Hacia la salida, en una de las salas se encuentran los diarios originales de Ana. Separados por los cristales, pero que produce una emoción a los visitantes, solo al recordar la historia vivida por la niña y su familia.

En la planta baja, hay una última sala que tiene una amplia estancia en la que se puede tomar asiento y asistir a un pase de pequeños vídeos donde invita a reflexionar sobre la libertad de expresión, las censuras, la discriminación, entre otros. La Casa de Ana Frank no es sólo un museo, sino también un espacio didáctico del cual podemos salir aprendiendo varias lecciones.

En la entrada se puede tomar un donde se explican detalladamente los acontecimientos sucedidos en cada una de las habitaciones de la casa y algunos párrafos extraídos del diario. Además, se puede ver el almacén del padre de Ana, los despachos de las personas que les ayudaron durante su encierro y las habitaciones donde vivieron las ocho personas escondidas. (ver también:Palacio Paz)

Casa de Ana Frank
¿Dónde se encuentra?

El Museo Casa de Ana Frank está ubicado en la conocida Casa de Atrás, en pleno centro de Amsterdam, junto al canal de Prinsengracht 263-267.Una edificación histórica en donde se situaba el escondite secreto que se relata en el diario de Ana Frank.

Para llegar al Museo Casa de Ana Frank podemos tomar las líneas 13 o 17 de tranvía o las líneas de autobús urbano 170, 171, y 172, todas ellas con salida desde la estación central, y con parada en Westermarkt, la cual se encuentra a menos de 5 minutos a pie del museo.

Hoy en día la casa de Ana Frank es un constante y firme testimonio contra el racismo y el nazismo. La casa abre sus puertas al público prácticamente todos los días del año. Se recomienda adquirir la entrada con antelación, ya que conseguirla estando allí es un poco difícil por la cantidad de visitantes que recibe.

Casa de Ana Frank
El museo abre al público de abril a octubre, desde las 9:00 hasta las 10:00 pm. De noviembre a marzo el museo está abierto hasta las 7:00 pm. El sábado hasta las 10:00 pm. El museo abre a las 8:30 en junio, julio y agosto.

Tour dentro de la Casa

El tour muestra el Barrio Judío hasta la Casa de Ana Frank en Amsterdam, donde se puede apreciar cómo eran aquellos difíciles días bajo la ocupación alemana. Este tour se situado en la Segunda Guerra Mundial y se puede ver cómo era la vida durante la ocupación alemana de Holanda entre los años 1940 y 1945 y como Ana Frank se convirtió en un símbolo de la barbarie nazi.

Podemos descubrir la historia sobre el diario de Ana Frank y cómo se consiguió publicar gracias a su padre Otto Frank. En el año 1960 fue inaugurado El Museo Casa de Ana Frank, en la actualidad se encuentra muy bien conservado, el aspecto original de la casa se ha mantenido y recuperado para que los visitantes puedan disfrutar y tener una experiencia inolvidable contemplando cómo era realmente el lugar de los relatos.

En la visita al museo podemos acceder al escondite por el mismo sitio por el que en su momento lo hicieron los ocho refugiados. El acceso a este anexo se hizo a través de una estantería que giraba y mostraba la entrada.

Durante la visita recorreremos las habitaciones que acogieron a aquellos forzosos habitantes, veremos varias de las fotos con las que la propia Anna adorno su improvisada casa y nos acercaremos un poco a los años de aquellas familias en aquel espacio.

Sobre las fotos son varias las historias que hay; Anna era una gran aficionada a decorar las paredes de sus habitaciones con fotos, cuando tuvo que vivir en ese encierro, siguió con esa costumbre, pero es más, a lo largo de los años de visita al museo, varias fueron las personas que identificaron en esas fotografías.

Hacia la salida hay una habitación donde se guarda el diario original de Anna, se conserva tras unos cristales, pero no deja de ser algo especialmente emocionante y emotivo, el poder ver un pedazo de la historia de Anna Frank.

En la planta baja está el Free2choose, una estancia en la que se exponen vídeos sobre la libertad de expresión, la tolerancia, el racismo. Los visitantes pueden apreciar la historia de lo ocurrido en esa época, llevando consigo esa experiencia tan valiosa y el aprendizaje que les deja.

Casa de Ana Frank
Además, junto a la Casa de atrás, podemos encontrar la llamada casa de delante, que en aquellos tiempos era donde trabajaban los protectores de los refugiados y donde era el despacho de Otto Frank. Esta parte tiene el aspecto original del período en que los Frank estuvieron escondidos.

Casa de Ana Frank en Buenos aires

El Centro Ana Frank Argentina cuenta con una réplica de la “Casa de Atrás”, como la joven llamaba al altillo donde residió durante la Segunda Guerra Mundial. Ubicado en la calle Superí 2647, en el barrio de Belgrano, provincia de Buenos Aires, este museo es el primero en Latinoamérica y quinto en el mundo junto con el de Londres, Berlín, New York y la verdadera casa de Ámsterdam, Holanda

Este museo trata de emular a la Casa de Ana Frank de Ámsterdam, lugar donde escribió a su diario la agonía de vivir escondida por ser judía en la Europa de la Segunda Guerra Mundial causada por el yugo de la barbarie nazi. (Ver también: Fundación Proa)

Casa de Ana Frank

En el Centro de Ana Frank, se puede repasar la historia contemporánea alemana, de manera cronológica, desde la hiperinflación en la República de Weimar hasta la propia IIGM, unido este relato a la propia historia de la familia Frank y su fatídico desenlace.

Podemos visualizar, en la planta baja, documentos históricos, donde explica las condiciones en que vivieron en el refugio, Otto Frank, su familia, así como la familia Van Pels y Fritz Pfeffer que también huían de las contra los judíos.

En la segunda sala se muestra la captura de los ocho escondidos y los dos ayudantes por parte de los nazis. Éstos son enviados a campos de concentración (Auschwitz y Bergen-Belsen) donde todos los escondidos encontrarán la muerte, salvo Otto Frank.

En la planta superior podremos ver, tras cruzar la puerta secreta tras la estantería, una réplica de la habitación donde durmió durante dos años Ana Frank, así como una sala donde cada esquina se asemeja a una de las distintas partes del escondite.

Es un centro educativo interactivo que a partir del testimonio legado por Ana Frank en su diario, busca educar a jóvenes y al público general sobre las consecuencias de la discriminación y la exclusión social tanto entonces como hoy en día.

Casa de Ana Frank en Berlín

El Centro Ana Frank, organización alemana asociada de la casa de Ana Frank en Amsterdam, se encuentra justo al lado de Hackesche Höfe in Berlín-Mitte. El centro de la exposición «Anne Frank. hier heute» (Ana Frank, hoy y aquí) lo constituyen el diario y la historia de la vida de esta chica judía que en 1933 huyó con su familia desde Frankfurt hasta Amsterdam, y permaneció escondida de 1942 a 1944.

Las fotos muestran la vida de Ana Frank, además de entrevistas a su padre, a una amiga del colegio y a una asistenta. Además, en la exposición pueden disfrutarse grabaciones, películas y terminales interactivas. Para colegios y grupos de jóvenes se organizan visitas guiadas a través de la exposición, proyectos y tours por la ciudad.

Casa de Ana Frank
Al término de un acuerdo de cooperación con la Casa de Ana Frank en Ámsterdam el Anne Frank Zentrum finalmente se abrió el 12 de junio de 1998. Desde entonces, numerosos visitantes, grupos de jóvenes y clases escolares han estado viniendo desde Berlín y de todo el país.

Desde septiembre de 2002, se ha establecido al lado del Hackesche Höfe en 39 Rosenthaler Straße en Berlín. El 4 de noviembre de 2006 la nueva exposición permanente » Ana Frank. Aquí y ahora » se puede ver en el Anne Frank Zentrum .

Además de la réplica, el museo cuenta con objetos personales y de recuerdo de la familia tales como fotos, cuadros, muebles, cartas, etc. Aunque el libro original se quedará en Ámsterdam, pues fue allí donde se escribió. Al viajar a Berlín hay que hacer una visita al museo y descubrir un poco más sobre la niña judía que decidió dejar sus vivencias en hojas de papel para ser testigos de su historia. (Ver articulo: Museo Judío de Berlín)

Casa de Ana Frank

Libro sobre la Casa de Ana Frank

Ana Frank nació el 12 de junio de 1929 en Frankfurt y murió en un campo de concentración antes de cumplir los 16 años. Escribió una serie de cartas personales, entre 1942 y 1944, conocido actualmente como “El diario de Ana Frank”. Ella fue guardando, de una manera muy sencilla todo lo que vivió durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Segunda Guerra Mundial, cuando Adolfo Hitler asumió el poder en 1933, los Frank se trasladaron a Holanda y fundaron una empresa, pero luego se vieron obligados a esconderse en un edificio que se dividía en dos casas. Ellos, junto a la familia Van Pels, se refugiaron “en la casa de atrás” y allí Ana comenzó a escribir en un diario que le habían regalado sus padres al cumplir 13 años.

En 375 páginas, le redactó cartas a su amiga Kitty; decidió llamarle de esa manera a su diario personal. Su intención era contar brevemente la historia de su vida y la de su familia. La cual estaba conformada por su padre Otto Frank, su madre Edith Frank y su hermana mayor Margot Frank.

En el diario relata paso por paso la persecución que ordenó Adolfo Hitler en La Segunda Guerra Mundial. Cada una de las cartas personales escritas por ella, nos permite entender su forma de ver la vida.

Sus padres tomaron la decisión de ocultarse hasta que la guerra terminara. Ana describe esa etapa de su vida como algo horrible. Porque ya no podía ir a la escuela, salir en bicicleta y jugar con sus amigos.

Como no había mucho que hacer, ella dedicó su tiempo a leer diferentes novelas y a escribir en su diario. El cual poco tiempo después se convertiría en uno de los libros más famosos de la historia.

Casa de Ana Frank

En el Diario se describe la vida cotidiana en la “casa de atrás”, Rutinas, reflexiones, amores, críticas, miedos. El Diario de Ana Frank son las memorias de una adolescente que perdía años de vida escondida en un refugio.

El triste final del libro es que no hay final. El Diario se interrumpe el 1 de agosto de 1944. Tres días después,los nazis descubrieron el pequeño escondite. Llevándose detenidos a los 8 ocupantes de la casa a diferentes campos de concentración. Las hermanas Frank fueron separadas de sus padres, a los que ya no volverían a ver.

Los nazis las trasladaron a Bergen-Belsen, donde acabarían contrayendo el tifus. Ambas fallecieron con pocos días de diferencia en marzo de 1945, justo antes de que el campo fuera liberado.
Su padre Otto Frank fue el único sobreviviente de los campos de concentración.

Casa de Ana Frank

El leyó que los planes de su hija eran publicar sus cartas en un libro, después de la guerra. Decidió cumplir el deseo, publicando aquellos relatos para dar a conocer al mundo el testimonio de su pequeña hija.

En 1950, con algunos retoques, pasajes eliminados y varios pseudónimos. El Diario de Ana Frank vio la luz bajo el nombre de La casa de atrás. El cual se tradujo a varios idiomas. Es un libro con mucho sentimiento e impresionante. Cuenta una historia totalmente verdadera. Debido a que relata un largo periodo de la vida de Ana, las inquietudes que le surgen y  sus pensamientos.

Por otro lado, ha sido criticado, por el historiador David Irving, Robert Faurisson y Ditlieb Felderer. Han tratado por muchos años de demostrar la falsedad de los manuscritos. Ya que aseguran que se trata de una campaña de sensibilización para crear lástima y conmoción. Así como la polémica acerca de los derechos de autor del libre.

Desde hace años está expuesto en la casa de la calle Prinsengracht 263 el diario de tapa de cuadritos rojos y blancos de Ana Frank. Para muchos, es considerado su verdadero diario. Sin embargo, Ana, que huyó con su familia de Alemania a Holanda, también anotó sus pensamientos y experiencias en otros lugares.

Casa de Ana Frank

Visita virtual

El museo la Casa de Ana Frank, ha implementado una visita virtual online de las habitaciones secretas. Después de años de su apertura, el museo presenta una visita virtual de su vida en la casa de atrás. Capturando detalladamente las fotografías de las paredes, las colchas y la cocina del espacio en el que vivían. En donde las ocho personas sentían a diario el temor de ser atrapados.

Por eso el museo de Anna Frank, ha realizado un tour virtual en 3D. En la casa de la mujer que permaneció 2 años oculta entre esas  paredes durante la segunda guerra mundial.
Está bien reconstruido todo, combinando fotos reales con una renderización 3D, recorriendo virtualmente el lugar.

En cada habitación hay audio ambiental, explicaciones, y una voz que narra la historia de lo sucedido. Haciendo que la experiencia sea inolvidable y educativa para los visitantes. La reconstrucción virtual de la casa ha sido posible gracias a las maquetas diseñadas en 1950 por Otto Frank. En donde aparecen los muebles, provisiones, ropa y objetos personales de los refugiados.

Han preparado una nueva experiencia virtual, en esta ocasión se trata de una visita a la casa de Anne Frank. En donde relataba su vida y los dos años que permaneció oculta de los nazis junto a su familia.

La duración de esta experiencia es de aproximadamente 25 minutos, y podremos recorrer todos los lugares de la casa. Así como el anexo secreto que tenía la casa donde se escondían. Donde ella, su familia y otras personas pudieron ocultarse durante algún tiempo, hasta que fueron delatados.

(Visited 1.656 times, 1 visits today)
Categorías Amsterdam

Deja un comentario